Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Mica, la calidad toma cuerpo en una cerveza nacida en Ribera de Duero

Mica abrió su fábrica aprovechando las instalaciones de una antigua bodega, después embotelladora de vinos, y se está afianzando en el panorama cervecero a base de pasión y buen hacer.

 

Ficha de CERVEZA MICA

 

www.cervezamica.com

 

Avda Portugal, 39 – 09400 Aranda de Duero (Burgos)

 

En el mercado desde 2012. Fabricando en sus propias instalaciones desde Diciembre de 2013

 

Producción: Desde 10.000 a 20.000 litros al mes

 

2 variedades de cerveza Mica, y otras bajo otras denominaciones o marcas destacando la cerveza elaborada para la línea de productos Gourmet de La Casa de Alba.

 

Ofrecen catas en la fábrica con maridaje de productos de la tierra y una completa explicación del proceso de elaboración. 

Hoy vamos a situarnos en uno de los centros neurálgicos de la Ribera del Duero. Esta región vitivinícola por excelencia es el hogar de algunas marcas de cerveza artesana que conviven con la cultura del vino y entre ellas destaca Mica, en Aranda de Duero, que abrió su fábrica aprovechando las instalaciones de una antigua bodega, después embotelladora de vinos, y que se está afianzando en el panorama cervecero a base de pasión y buen hacer.

 

La inauguración oficial de la planta de elaboración de Mica tuvo lugar el 19 de Diciembre de 2013. Una gran fiesta con música en directo, personalidades y empresarios de la zona se dieron cita para celebrar el inicio de la actividad productiva en Aranda. La cerveza Mica ya llevaba en este punto un bagaje importante en el mercado, ya que se comercializaba desde 2012, externalizando la producción, para poder comprobar la calidad y la aceptación del producto antes de acometer la inversión que supone poner en funcionamiento una fábrica como la que tienen entre manos.

 

Cerveza Mica ocupa en estos momentos a cuatro trabajadores a tiempo completo y uno más a media jornada. A esto se une que una de las personas a tiempo completo es un empleado que forma parte de un programa laboral que Mica desarrolla con Cáritas, ofreciendo una oportunidad a personas en riesgo de exclusión social. Juan colabora con Cáritas de forma activa, ofreciendo conferencias en centros formativos donde explica como transformar las pasiones en medios de vida, algo que por sus palabras se corresponde con lo que Mica representa como proyecto empresarial y pasión personal. Entiende que elegir una profesión que surja desde la pasión es la forma más satisfactoria de poder crecer como persona y ganarse la vida de forma plena.

 

Unido a esta forma de entender la empresa como una parte útil para el entorno social, su característica etiqueta anudada a cuello de la botella o sus cajas artesanales de madera donde presentan sus packs de cervezas, son fabricadas en los dos centros de integración de personas con discapacidad en el medio laboral que hay en Aranda de Duero. Por lo que esos costes añadidos en imagen y embalaje se convierten en valor social y son un ejercicio de responsabilidad corporativa.

 

Todo esto nos lo cuenta Juan Cereijo, la cabeza visible e impulsor del proyecto. El proceso de elaboración cuenta con estrictos controles de calidad, Juan insiste en la importancia de poder controlar los aspectos que le permitan ofrecer un producto de alta calidad a través de una planta de elaboración que aúna ingeniería e ingenio. Y que aprovecha factores como su emplazamiento, unas naves que fueron bodega y embotelladora de vinos, para poder controlar en todo momento aspectos como la temperatura, usando un generador de vapor para poder subirla en fases del proceso, o un enfriador de placas de gran tamaño, aprovechando una máquina de pasteurizar reformada cuando es necesario un rápido descenso.

 

 

La producción mensual puede alcanzar los 20.000 litros, y nuevos fermentadores permitirán subir estas cifras, puesto que Juan nos confiesa que sabiendo en todo momento que se trata de una pequeña fábrica, no puede evitar pensar en grande debido a su pasado laboral en una multinacional. Esta producción se divide entre sus dos variedades Mica Oro y Mica Cuarzo, que se complementan con otras recetas como Cerveza Casa de Alba, la cerveza propia de la Casa de Alba y elaborada con producto propio de sus extensiones de cultivo, las naranjas cultivadas en Sevilla en este caso, que Juan ha integrado en la receta, o Cerveza Nurse, una marca promovida desde Asturias que produce en Mica con un resultado excelente.

 

Está escrito en el guión que este tipo de cerveceras artesanales tengan unos lazos de unión muy importantes con su tierra. Mica cumple con creces esta premisa. En Fuentenebro de donde proceden los impulsores de la marca y la empresa se encuentran importantes yacimientos de mica, mineral que abunda en el terreno, y no solo dan nombre a la cerveza, sino que es una fuerte de minerales muy importante para la cebada que ellos mismos cultivan, en la zona geográficamente más alta de la Ribera del Duero, aportando al resultado final todo el arraigo, la tradición y el sabor de una elaboración con cereal propio.

 

El mercado principal de Mica es el local, Aranda y su comarca. Pero se ha ido ganando un puesto en los lugares más importantes de Burgos, en restaurantes y paradores. Se van extendiendo por Castilla y León. En Madrid se han implantado en tiendas muy exclusivas y continúan ganando adeptos, Asturias, Levante, País Vasco, Andalucía... están involucrados en un proyecto muy esperanzador para el mercado Chino e incluso ha llegado a Jaleo, el restaurante que el Chef español José Andrés regenta en Washington, EEUU.

 

Juan cree firmemente que el mercado está muy verde pero irá creciendo, el hábito de consumo de cerveza industrial es una barrera que se irá haciendo poco a poco más pequeña y se implantará, sin ser masivo, pero para quedarse.

 

¿Qué cerveza beber? – Mica Cuarzo Ale Premium

 

Esta cerveza es sin duda una receta singular. En apariencia Mica Cuarzo se trata de una cerveza de intenso tostado, una cerveza negra o un estilo porter, pero sin embargo se trata de una cerveza con una baja graduación alcohólica, apenas 4,5% y más ligera que estos estilos, por lo que permite disfrutar de los matices de una cerveza tipo stout (o quizá sweet stout) sin que se haga pesada o nos pasemos con el alcohol. El propio Juan nos indica que se trata de una cerveza donde podemos encontrar el aroma del café, el amargor del cacao y el frescor del regaliz. Esta descripción seguro que invita a más de uno a probar Mica Cuarzo y buscar todos estos matices.

 

Mica, entre vides y bodegas, con su cebada de cultivo propio bien nutrida por tierras altas de la Ribera del Duero, ricas en mineral de cuarzo, es una singular representación de la diversidad de nuestro Territorio Cervecero.