Miami Heat y San Antonio Spurs se retan en unas Finales inéditas

Miami-San Antonio, en busca de un nuevo campeón

La última batalla por el anillo de la NBA, las Finales por las que luchan 30 equipos y a las que solo llegan dos, se iniciarán la madrugada del jueves al viernes (3.00 hora española) con el primer asalto entre Miami Heat y San Antonio Spurs, dos equipos que ya han reinado en la mejor liga del mundo.

Tras 82 partidos de liga y tres eliminatorias al mejor de siete encuentros, la NBA afronta su última pelea con ventaja de campo para Miami, el equipo con mejor récord de victorias en la fase regular (66-16), ante unos San Antonio Spurs (58-24) que, aunque quedaron por detrás de Oklahoma City Thunder, han crecido hasta convertirse en el equipo más sólido de los 'play-offs'.


El equipo tejano se ha plantado en las quinta Finales de su historia con el refuerzo moral que da saber que venció en las cuatro anteriores (1999, 2003, 2005 y 2007). Tres lustros después, el éxito del equipo sigue enraizado en el tándem formado por Gregg Popovich en el banquillo y Tim Duncan en la cancha, imparable a sus 37 años y líder de un equipo con otros argumentos contundentes como Tony Parker o Manu Ginobili.

Las 'Espuelas' basan su éxito en un juego muy fluido en equipo que les ha permitido ser el equipo con más asistencias en 'play-offs' (23.6) y completar un arrollador camino hasta las Finales con tan solo dos derrotas antes Golden State Warriors. Tanto Los Angeles Lakers como Memphis Grizzlies fueron barridos sin sumar un solo triunfo.

LEBRON LLAMA A LAS PUERTAS DE LA HISTORIA

Al otro lado del 'ring' espera el vigente campeón, que se ha metido en las Finales por tercera vez consecutiva, aunque pasando algún apuro más de lo que barruntaba su rendimiento a lo largo del año. Miami llegó a encadenar una racha de 27 victorias seguidas, la segunda mejor de toda la historia, y apenas se despeinó para eliminar a Milwaukee Bucks (4-0) y Chicago Bulls (4-1).

El mayor obstáculo llegó en la final de la Conferencia Este, ante unos pujantes Indiana Pacers que llevaron la eliminatoria hasta el séptimo partido. En el momento decisivo, LeBron James cogió las riendas y esfumó cualquier posibilidad de eliminación, demostrando por qué ha sido nombrado 'MVP' por cuarta vez en su carrera.

De hecho, 'King' James aspira a convertirse en el tercer jugador de la historia que gana a la vez este galardón y el anillo en dos años consecutivos, tal y como lograron Bill Russell y Michael Jordan. De paso, podría vengar su primera aparición en unas Finales hace seis años ante los Spurs, cuando fue barrido por 4-0 con sus Cleveland Cavaliers.

Al mando de James y de su escudero Dwayne Wade, los Heat, que no pierden dos partidos seguidos desde el 10 de enero, tratarán de imponer un ritmo alto para cansar a los veteranos Spurs, que por contra tratarán de llevar al partido a un juego más estático. El equipo de Florida, que aspira a su tercer anillo, cuenta con dos precedentes favorables esta temporada, sendas victorias en casa en noviembre (105-100) y a domicilio hace dos meses (86-88).