Mi casa es la tuya... ¿le está pasando factura a la salud de Bertín Osborne?

Con el programa de Telecinco Bertín ya ha volado hasta Londres, Oporto y ha recorrido parte de España y al parecer esta actividad estaría viendo sus consecuencias en el cantante de 62 años.

Desde que Bertín Osborne se enfrascase en la aventura que supone Mi casa es la tuya, el presentador solo ha cosechado éxitos y buenos datos de audiencia, pero parece que en el terreno personal el programa le estaría pasando otro tipo de factura y su salud podría verse resentida.

 

Con el programa de Telecinco Bertín ya ha volado hasta Londres, Oporto y ha recorrido parte de España y al parecer esta actividad estaría viendo sus consecuencias en el cantante de 62 años.

 

Bertín se vio obligado a abandonar la grabación del programa que rodaba con el futbolista Joaquín Sánchez, tras sufrir una indisposición de la que no quisieron dar más información. Sin embargo esta última semana CHANCE ha conocido que el cantante tuvo que ser ingresado de urgencias tras sufrir un ataque de gota, lo que le obligará a seguir un tratamiento tajante y cambiar su dieta.

 

Mucho se ha hablado si era gota o un desvanecimiento, él ya nos aclarará. El caso es que este no es la primera vez que el cantante tiene que decir stop. Ya en diciembre de 2015 tuvo que cancelar actos de su agenda debido a problema de agotamiento como el propio Bertín declaraba: "Casi me ingresan, me dio un chungo de agotamiento que ya no podía más. Dos copitas de vino de Jerez y salí corriendo", explicaba con el humor que le caracteriza.

 

"Curiosamente físicamente estoy perfecto, no tengo ningún problema. Lo que me canso es mentalmente, el cambiar de chip cada dos horas. Vengo de una comida de hablar de un tema de teatro... vengo de televisión... hace un rato estábamos sentados para un tema artístico y estaba yo hablando bajito vendiendo a un tío una partida de jamones y me miraron todos", vamos lo que se dice un no parar en su vida. El marido de Fabiola Martínez tenía ya muy claro que "voy pillado a todos los lados".

 

Casi un año después ha tenido que volver a parar por lo menos 24 horas, momento delicado para la salud del presentador, que aunque parece de roble una vida tan ajetreada como la que lleva desde que comenzó el programa no es para todos.