Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Metales Extruidos ejecuta los despidos de sus 320 trabajadores

La empresa Metales Extruidos, que tiene su factoría principal en Valladolid, ha ejecutado este martes, como estaba previsto, los despidos de sus 320 trabajadores, una vez que el Juzgado de lo Mercantil ha dado la autorización correspondiente.

   

Según ha confirmado a Europa Press el presidente del Comité de Empresa de Metales Extruidos, Ángel Ortega, el Juzgado ha comunicado ya a la compañía y a las partes la autorización para la extinción de los contratos, por lo que se ha comenzado a dar cita a los empleados para que acudan a partir del 22 de agosto a las instalaciones de Pinar de Jalón para firmar sus finiquitos.

 

Así, las 320 personas que están en nómina recibirán una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de una anualidad. Sin embargo, la representación de los trabajadores consiguió que se contemplase en este acuerdo la creación de una bolsa de trabajo que en la que se incluya a los hasta ahora empleados de Metales Extruidos y que se mantendrá durante tres años para que, si en la segunda fase de liquidación de la empresa hubiera ofertas por la misma, se pueda contar con ellos a la hora de una hipotética reanudación de la actividad.

 

Con ese fin precisamente, el expediente se incluye también el mantenimiento, hasta el 30 de octubre, de la unidad productiva de Jalón como un único lote, para que no se venda maquinaria con la previsión de que pudieran llegar ofertas para recomprar las instalaciones.

 

El representante del Comité de Empresa ha añadido que aún mantiene la "esperanza" de que antes de finales de octubre se encuentre un comprador que se haga cargo de "todo o parte" de las instalaciones, que se encuentran en cierre productivo desde diciembre de 2012. Ortega ha explicado que se escuchan "rumores" de posibles interesados, pero que por el momento no puede darles credibilidad.

 

Ángel Ortega ha añadido que los trabajadores de Metales Extruidos no se podrán inscribir por el momento en el registro de demandantes del Servicio Público de Empleo Estatal, debido a que se pactó que las vacaciones generadas en lo que va de año 2013 -unos 19 días- se registraran a continuación de la fecha de extinción del contrato, por lo que no quedarán oficialmente sin trabajo hasta el mes de septiembre.