Messi y Neymar afinan puntería antes de la cita ante el gran rival

Messi y Neymar, autores de los dos primeros goles

El Barça impresiona y se confía, pero convence antes de su partido frente al Real Madrid. 

 

FICHA TÉCNICA

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves, Piqué, Bartra, Alba; Mascherano, Rakitic, Iniesta (Rafinha, min.76); Pedro, Messi (Munir, min.67) y Neymar (Sandro, min.62).

 

AJAX AMSTERDAM: Cillessen; Van Rhijn, Veltman, Moisander, Viergever; Schöne, Zimling (Riedewald, min.56), Klaassen, Kishna (Milik, descanso); Andersen y Sigthórsson (El Ghazi, min.73).

 

GOLES

   1-0. Min.7, Neymar.

   2-0. Min.24, Messi.

   2-1. Min.88, El Ghazi.

   3-1. Min.90+4, Sandro.

 

ÁRBITRO: William Collum (ESC). Amonestó a Pedro (min.80) en el FC Barcelona y a Veltman (min.32), Van Rhijn (min.69), Riedewald (min.90) en el Ajax Amsterdam.

 

ESTADIO: Camp Nou, 79.357 espectadores.

El FC Barcelona ha ganado al Ajax Amsterdam (3-1) en el Camp Nou, en partido correspondiente a la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, en una noche en que se vio a un gran Barça, serio en defensa y a gran ritmo ofensivo jugando en bloque, y en que destacaron Iniesta, implacable con su batuta, y la dupla imparable de Messi y Neymar para llevar a su equipo de nuevo arriba antes del 'clásico', si bien los minutos finales fueron el punto negativo.

 

Seguramente fue la mejor primera parte de este Barça de Luis Enrique, con lo que los ánimos de los blaugranas antes de visitar el Bernabéu están encendidos. Y no perdieron coba tras el descanso pese al 2-0 exceptuando los minutos finales que propiciaron el gol holandés, que quedó en nada con la sentencia del 3-1. Iniesta mandó, creativo como en sus mejores días y agresivo en la presión defensiva, tónica contagiada al resto del equipo. Messi, colaborativo de nuevo, marcó y creó goles y peligro, y Neymar lo agradeció y aprovechó.

 

Además, Mascherano se confirmó como un gran mediocentro, inspirado el argentino en el pase largo para romper líneas e implacable en defensa. Incluso Pedro, discutido esta temporada, pareció ir entonándose y jugó, aunque discreto, su mejor partido. Tenían que ganar los blaugranas para recuperarse de la derrota en París, y no fallaron. Debían coger aire antes del 'clásico' y llenaron bombonas.

 

Es cierto que el Ajax de Frank de Boer, que perdió la batalla con su excompañero aquí en el Barcelona Luis Enrique, salió a jugar. Débil, inocente, inexperto, pero salió a jugar. No renunciaba al balón aunque no lo tenía. No quería jugar en largo pese a que hubiera sido una alternativa viable. Así, se perdieron en el campo ante la asfixia a que les sometía el Barça. Como el año pasado se van derrotados, pero esta vez dejando peores sensaciones, pues cometieron errores imperdonables en 'Champions'.

 

Con más espacios para crear y jugar que contra el SD Eibar o el Levante, por citar dos ejemplos de la Liga BBVA, el Barça se divirtió. No tuvo que intervenir Ter Stegen, guardián de nuevo de la portería en Europa, y sí Cillessen para evitar males mayores. En el primer gol poco pudo hacer. Gran jugada de Mascherano, Rakitic, Pedro, y sobre todo Messi y Neymar, en otra conexión clave de la pareja de moda, y décimo gol del brasileño.

 

Pero este Messi que tanto asiste sigue teniendo hambre de gol, y en el 24 puso el 2-0 de la tranquilidad al aprovechar una gran asistencia de Iniesta, genial el manchego esta noche. Messi, que marcó con la zurda, suave y tras preciso control, sorprendió a un Cillessen que la rozó pero no pudo evitar el segundo. Poco después vio aliviado cómo el tiro de Pedro se iba al palo, faltó del duende de antaño el canario.

 

También Iniesta le obligó a estirar los dedos para enviar un gol precioso, pues el manchego se deshizo de tres defensas, por el centro y con su clase y temple característico para plantarse ante él. En el Ajax, De Boer intentó cambiar las cosas variando el 4-4-2 inicial con un 4-2-3-1 que aparecía y desaparecía. No funcionó demasiado, con Schöne alejado del peligro, Andersen perdido arriba y dejando a Sigthórsson como ariete desasistido.

 

RELAJACIÓN PELIGROSA

 

Tras el descanso, tampoco el Ajax pareció ser capaz de crear peligro, aunque se vio a otra joven perla como es el polaco Arkadiusz Milik. Y es que el Barça no dejaba hacer nada al Ajax, y Messi en particular salió como un tiro en busca de su segundo gol, calentando motores y calibrando la pólvora para el sábado. De hecho, marcó, pero se lo anularon con acierto. Y no tuvo más oportunidades por tener que ceder ante el relevo generacional.

 

Seguramente pensando en el 'clásico', Luis Enrique movió el banquillo y entraron los jugadores del filial Sandro y Munir por Neymar y Messi, enviando a la mejor pareja de baile a descansar y no arriesgando con posibles lesiones. No cambió al argentino ante el Eibar por petición del '10', esta vez se fue tranquilo, como si todo estuviera pactado, y ovacionado. El Camp Nou también coreó al asturiano tras este cambio.

 

El tercer cambio sirvió para volver a ver de nuevo a Rafinha, ya recuperado de su lesión. No por su entrada, la de los tres jóvenes, sino por lo que se viene el sábado y por el 2-0 se relajó el Barça, pero demasiado. Dejaron de buscar la portería con tantas ganas, aunque Rakitic o Munir, en una jugada en que hizo de 'chupón', y también Alves de falta directa pudieron marcar.

 

Pero la intensidad bajó tanto que dio alas al Ajax, más desde que El Ghazi, último cambió, puso el 2-1 y el 'ay' en el cuerpo de los locales, aunque quedó en susto. Pocas más tuvo el equipo de Frank de Boer, que además vio como se iba la derrota por la mínima por culpa de Sandro, que sigue aprovechando sus minutos. Puso el 3-1 culminando una buena contra y puso el cerrojo al partido.