Messi lleva a Argentina a su tercera final consecutiva de la Copa América

Los jugadores argentinos alrededor de Leo Messi

Argentina ha conseguido meterse en la final de la Copa América Centenario tras golear 4-0 a la anfitriona, Estados Unidos, en un partido en el que la 'estrella' de la albiceleste, Lionel Messi, volvió a ser el líder.

Los de Gerardo 'Tata' Martino no tardaron mucho en abrir la lata. A los tres minutos de partido, cuando muchos aficionados aún se estaban sentado en sus butacas, el delantero del FC Barcelona puso un centro bombeado al área para que Lavezzi batiera al meta rival y adelantara a su selección.

Con un inicio ya prometedor, lo mejor del encuentro llegó a la media hora, cuando Messi coló por la escuadra izquierda de Brad Guzan un espectacular lanzamiento de falta desde muy lejos. Tanto que le sirvió al astro argentino para superar con 55 goles a Gabriel Batistuta (54) como máximo goleador histórico de la selección argentina.

Argentina lo siguió intentado, e incluso el árbitro anuló un gol por fuera de juego a Lavezzi en el tiempo añadido de la primera parte. Así, los argentinos se marcharon a vestuarios con pie y medio en la final y los estadounidenses siendo conocedores de que tendría que suceder un milagro para no despedirse de la competición.

Tras la charla de los técnicos, y nada más que cinco minutos después de que comenzase el segundo tiempo, Higuaín puso el 3-0 en el luminoso tras aprovechar un rebote cerca de la portería de Guzan.

Sin embargo, no todo serían buenas noticias para los de Martino, quien tuvo que sustituir a Augusto Fernández por Lucas Biglia debido a que el jugador del Atlético de Madrid no se recuperó de las molestias que le causó un golpe. De este modo, Lavezzi también tuvo que ser retirado del terreno de juego al caer de espaldas después de un espectacular choque con la valla de publicidad. Ambos podrían ser dudas para la final que se disputará en el MetLife Stadium.

Finalmente, con Estados Unidos ya desaparecido del partido y sin posibilidades de nada, Higuaín puso la guinda al pastel (4-0) anotando el último gol del encuentro y el segundo en su cuenta particular. Los argentinos ya esperan rival para la final del próximo lunes, que saldrá del Colombia-Chile, pudiéndose así reeditar la final del año pasado. La albiceleste intentará desquitarse tras perder aquella final ante los chilenos y también la del Mundial 2014 contra Alemania.