Messi llega a los juzgados de Gavà en medio de aplausos y vítores

Messi, a su llegada a los juzgados

El jugador del Barcelona Leo Messi ha llegado a las 10.55 horas de este viernes a los juzgados de Gavà, en medio de aplausos y vítores de decenas de vecinos, para declarar por un presunto fraude fiscal de 4 millones de euros de sus derechos de imagen.

El deportista llegó en coche con su hermano, sonriente levantado el pulgar, después de que una hora antes llegara su padre, imputado por el mismo caso, Jorge Horacio Messi, junto al abogado de ambos, Cristóbal Martell.

 

A las puertas de los juzgados esperaban a la estrella argentina decenas de vecinos y aficionados, que trataron de conseguir un autógrafo y han aplaudido y gritado a favor del jugador, con mensajes como "Messi campeón" y "Messi presidente".

 

La declaración del padre comenzó a las 10.30 horas, media hora más tarde de lo previsto, por lo que el inicio de la declaración del jugador puede retrasarse más allá de la hora inicialmente fijada, a las 11.00 horas.

 

Decenas de periodistas se congregaron desde primera hora para captar la entrada del jugador, y también están cubriendo la declaración periodistas de medios extranjeros como The Times, Le Figaro, Radio France, Europe 1, y una agencia de noticias argentina, entre otros.

 

Los dos imputados ya consignaron el 14 de agosto en el juzgado de 5,01 millones de euros como "pago reparatorio" por el fraude de más de 4 millones, aunque este pago no les exime de dar explicaciones ante el juez por el presunto delito.

 

Poco después de sus imputaciones, el futbolista y su padre, Jorge Messi, se apresuraron a pagar a la Agencia Tributaria 10 millones de euros en declaraciones complementarias del IRPF por sus derechos de imagen correspondientes a 2010 y 2011.