Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Messi da ventaja al Barcelona en una ida brusca

Leo Messi

El FC Barcelona ha ganado al Atlético de Madrid en un partido brusco, tosco, donde puso un mejor juego y donde el Atlético no dio ninguna muestra de peligro, con lo que ahora deberá remontar en el Calderón el gol de Messi en un rechace tras fallar un penalti.

 

FICHA TÉCNICA

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Rakitic (Xavi, min.77), Iniesta (Bartra, min.88); Messi, Suárez y Neymar.

 

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Gabi (Raúl Jiménez, min.88), Mario Suárez, Koke, Arda; Torres (Mandzukic, descanso) y Griezmann (Raúl García, min.66).

 

GOL

   1-0. Min.85, Messi.

 

ÁRBITRO: González González (Com. Castellano-leonés). Amonestó a Suárez (min.78), Mascherano (min.80) en el FC Barcelona y a Juanfran (min.45), Gabi (min.85), Godín (min.90) en el Atlético de Madrid.

 

ESTADIO: Camp Nou, 62.225 espectadores.

Los blaugrana obtuvieron a cinco minutos del final un gol que les da ventaja, un gran resultado vistas las dificultades que tuvieron los de Luis Enrique para batir a Oblak. El Atlético, que no se volcó en ataque porque no tuvo tiempo para ello tras el gol de Messi, y habiendo renunciado a ello previamente, necesita ahora un mínimo de dos goles sin encajar ninguno para ir a semifinales en 90 minutos.

 

No fue un partido tan bonito como el de la Liga, no hubo tantas ocasiones, y de hecho en la segunda parte solo se vio un disparo inofensivo de Iniesta, el gol de Messi tras el penalti fallado pero subsanado y, al final, ya en tiempo añadido, una falta directa que el '10' blaugrana envió alta por poco. Por parte del Atlético, ni un solo disparo en los últimos 45 minutos, y solo un cabezazo de Griezmann alto como acción destacada en toda la noche. Demasiado poco para intentar marcar en el Camp Nou.

 

Esta vez el 'Cholo' Simeone dispuso un 4-4-2 pero con el capitán Gabi en la banda derecha, dejando su habitual lugar en el pivote a Koke para gozar de una mejor salida de balón. Pero no lo tuvo el Atlético, sino un FC Barcelona que controló el partido y dispuso de las mejores ocasiones, aunque fue de más a menos, muy impreciso sobre todo en los metros finales.

 

Los 'colchoneros', que venían apercibidos por el 3-1 del reciente partido de Liga, no se encerraron tanto atrás de inicio, aunque el repliegue acabó siendo total. Con Torres y Griezmann actuando como referencia, pero aislados, Gabi intentada cerrar la banda derecha y dejar libre a Koke, aunque éste no pudo brillar, como Arda. En el Barça, Messi de nuevo pegada a la derecha y Suárez como boya, aunque errático. El Barça supo eso sí abrir en canal la defensa rojiblanca, sobre todo al inicio del partido, antes de que se equilibraran las fuerzas.

 

No hubo manera de abrir el marcador por parte de ningún equipo en la primera mitad, si bien el Barça estuvo más cerca de hacerlo. Tuvo el gol Neymar en el minuto 3, con un disparo con rosca al palo largo que hizo lucirse a Oblak. También lo probó Messi en el '12, con un chut alto con la diestra tras una gran jugada con Alves y Rakitic. Y no podía faltar el último miembro del tridente, Luis Suárez, muy 'fallón' y que desaprovechó una gran asistencia del croata, solo casi dentro del área pequeña, enviándola muy por encima del arco.

 

El público del Camp Nou acabó coreando el nombre del uruguayo, desquiciado con él mismo. Y desquiciados parecieron los jugadores blaugrana con el árbitro, el castellano-leonés José Luis González Gonzáles, quien acabó teniendo trabajo con las tarjetas amarillas por protestas. Cuando el 'Atleti' ya buscaba cerrar el empate con descaro, llegó el penalti sobre Busquets, y Messi aventajó al Barça en este primer asalto.

 

De cara al segundo, en un Vicente Calderón que a buen seguro estará lleno hasta los topes y bien 'calentito', se verá una transformación de un Atlético que no podrá jugar como esta noche. Por parte del Barça, ya avisó Luis Enrique que irían al Calderón a ganar, sucediera lo que sucediera en la ida, habrá que ver si cumple o no y cómo. De todos modos, tras el primer telón bajado, se recordará un partido duro, parado, pero intenso y muy disputado entre dos equipos muy serios y bien plantados sobre el césped.