Mercartes aumenta la participación en Valladolid, donde abordará el modelo de desarrollo futuro de las artes escénicas

TRIBUNA

Una de las novedades de la edición de este certamen es la presencia de empresas de 'CRM' y 'ticketing'.

El Mercado Profesional de las Artes Escénicas Mercartes ha aumentado la participación un 10% en su llegada a Valladolid, donde por primera vez habrá un foro de debate donde se abordará el desarrollo futuro del sector de las artes escénicas.

 

Así lo ha explicado el comisario de Mercartes, Jaume Colomer, durante la inauguración del certamen profesional, a la que han acudido la consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, Alicia García; la directora del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), Monsterrat Iglesias; y la concejal de Cultura, Comercio y Turismo de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra.

 

En este marco, el comisario de Mercartes ha señalado que a pesar de que el sector tenía "todos los vientos en contra", tiene capacidad de "renovación y empuje" como se demuestra con el incremento de las cifras de participación en el certamen, que cuenta con 70 expositores directos y 110 alojados en expositores colectivos, y la presencia de unos 700 profesionales.

 

Tras asegurar que el cambio de ciudad es un "acierto", Colomer ha señalado como novedades la presencia de cinco empresas de 'CRM' (Customer relationship management) y 'ticketing', dado que ha habido un cambio en la gestión externa de la venta de entradas hacia la gestión directa con la plataforma tecnológica, lo que permite un mayor conocimiento del mercado potencial y permite un incremento de actividad.

 

FUTURO DEL SECTOR

 

Por otro lado, se celebra por primera vez un foro de debate, que se desarrollará el día 7, en el que se reflexionará sobre el momento que vive el sector y cómo "quiere seguir existiendo, no sólo sobreviviendo", sino ver qué modelo de desarrollo futuro quiere porque "el de las últimas tres décadas no sirve".

 

Además, en este marco, Colomer se ha referido a la subida del IVA cultural, que considera que ha sido "la estocada final a una suma de dificultades", ya que en 2008 tenían la impresión de que la crisis no iba a afectar al sector, pero a partir de 2010 lo ha hecho "de lleno".

 

En concreto, ha explicado que se dieron circunstancias como un menor poder adquisitivo del público, menor mercado, menos ayudas públicas además de inferior financiación bancaria.

 

Todo ello ha dejado al sector con una reducción en su estructura del 30 o el 40% y como "estocada final" se subió el IVA, lo que ha supuesto un 55% del impacto negativo final de la crisis, según algunos estudios, por lo que aunque no es la "causa", sí remata la "debilidad" del sector.