Méndez no acudirá al Constitucional aunque pide que su entrada a prisión sea tras Reyes

José Manuel Méndez, a la izquierda, acompañado de su abogado. TRIBUNA

El abogado del que fuera alcalde de Arroyo José Manuel Méndez, Javier Gómez de Liaño cree la sentencia del Supremo no supone vulneración alguna de los derechos fundamentales de su cliente.

El exalcalde de Arroyo de la Encomienda (Valladolid) José Manuel Méndez Freijo, cuya condena a tres años de prisión y dieciséis de inhabilitación por prevaricación y cohecho fue confirmada por el Supremo a finales de noviembre, ha renunciado a la posibilidad de recurrir en amparo al Tribunal Constitucional.

  

El letrado defensor del exmunícipe, Javier Gómez de Liaño, en declaraciones a Europa Press, ha desvelado que su cliente no acudirá finalmente al Constitucional tras constatar que la sentencia del Supremo, confirmatoria de otra anterior dictada hace un año por la Audiencia de Valladolid, no supone vulneración alguna de los derechos fundamentales de su cliente.

  

"Los tribunales ya están excesivamente cargados de trabajo y sólo es factible acudir a ellos cuando hay razones jurídicas fundadas", ha apuntado el mediático letrado, quien por ello ha decidido acatar el fallo del Alto Tribunal, que pasará por tanto a ser firme.

  

Sin embargo, Gómez de Liaño confía en que Méndez Freijo no entre en prisión hasta después de Navidades, de ahí la solicitud formal remitida a la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia de Valladolid, órgano sentenciador en primera instancia y encargado de ejecutar el fallo, para que el exprimer edil de Arroyo de la Encomienda no sea privado de libertad hasta después de Reyes.

    

El plazo de diez días para el ingreso voluntario en un penal, el que elija el propio Méndez, empezó a correr el pasado día 3 de diciembre cuando la Audiencia de Valladolid dictaró auto de ejecución del fallo, tras recibir dicho tribunal el día anterior la notificación oficial de la confirmación de la condena por parte del Supremo.

  

Las previsiones, sin embargo, apuntan que el encarcelamiento del condenado no se producirá hasta después de Navidades, tal y como es el deseo de Méndez, ya que antes es necesario cumplimentar distintos trámites.