Méndez amenaza con los tribunales si la asociación mayoritaria de taxistas no llega a un acuerdo con la de Arroyo

El Ayuntamiento de Arroyo se opone al plazo de cinco años establecido por la Comunidad Urbana de Valladolid para que los taxis puedan operar libremente en la capital y su alfoz.

El alcalde de Arroyo de la Encomienda, José Manuel Méndez, está dispuesto a llegar a los tribunales si la Asociación de Radio Taxi de Valladolid no llega a un acuerdo con la agrupación de taxista de Arroyo de la Encomienda, en ese proyecto de crear un área común en el que los taxis operen libremente en los 23 municipios que forman la Comunidad Urbana de Valladolid.

 

Méndez dice que su Ayuntamiento se opone a la propuesta de un periodo transitorio de cinco años hasta que este área común se haga efectiva. “Y mucho me temo que si nos oponemos este proyecto no saldrá adelante”. No obstante, Méndez, ha avisado que las competencias las tiene cada ayuntamiento y que en caso de que la Junta de luz verde a la propuesta sin un consenso entre todas las agrupaciones de profesionales, el Consistorio arroyano acudirá a los tribunales.

 

Por su parte, el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, dice que el alcalde de Arroyo es “libre como cualquier ciudadano” de acudir a la justicia, aunque cree que “no es el mejor principio para una comunidad de intereses”.