Medio centenar de corredores y sus perros participaron en el I Canicross de Arroyo de la Encomienda el pasado domingo

Medio centenar de participantes aficionados y oficiales recorrieron el Parque Lúdico de La Vega en una mañana fría pero soleada, que invitaba a la carrera y con la que disfrutaron corredores y curiosos.

Se trata de la primera carrera oficial de canicross que se celebra en la provincia vallisoletana, donde todavía es un deporte desconocido pero en auge en toda Castilla y León. Su organizador, el veterinario y miembro del Club Atletismo Arroyo, Leandro Álvarez espera que esta carrera haya sido el germen para que Arroyo pueda acoger la próxima temporada una de las carreras oficiales del circuito nacional de canicross.

 

El Canicross es una disciplina deportiva que consiste en correr atado a un perro, principalmente por circuitos de tierra o montaña, de ahí su nombre. En España alcanza su auge en la temporada 2005-06 gracias al impulso de la sección de Canicross de la Asociación Española de Mushers que tras realizar pruebas de exhibición para dar a conocer esta nueva modalidad organizó el Primer Canicross de Cataluña consiguiendo una participación de 60 equipos. En 2006 se pone en marcha el circuito nacional de canicross, una competición en forma de liga por puntos, que constó de varias pruebas por toda España.

 

En Arroyo de la Encomienda su impulsor ha sido el Club de Atletismo Arroyo, a través de Leandro Álvarez, de la Clínica veterinaria La Flecha, quien ha animado a muchos vecinos a correr con sus perros, participando en carreras populares a modo de exhibición.

 

Este es un deporte especialmente indicado para los amantes de la naturaleza y de los animales y por ello en Arroyo ha tenido mucha aceptación ya que se trata de disfrutar de la naturaleza en compañía de un buen amigo y descubrir una afición en común con él, la pasión por correr. Cualquier raza puede participar, no se pone ninguna restricción, tan sólo se necesita que esté en buena forma y que sea capaz de aguantar varios kilómetros a nuestro ritmo de carrera y que tenga, al menos, 1 año de edad.