Medina de Rioseco presenta en Burgos su Semana Santa de Interés Turístico Internacional

Uno de los Pasos más aclamados en la Semana Santa riosecana.

Medina de Rioseco presentará en Burgos su centenaria Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional, en un acto que tendrá lugar en el Real Monasterio de San Agustín, a las 19.00 horas.

La actividad, organizada por el Ayuntamiento de Medina de Rioseco, la Junta Local de Semana Santa y el CIT Ajujar, cuenta con la colaboración de la Diputación, el Ayuntamiento y la Junta de Semana Santa burgaleses.

 

De nuevo, tras las palabras de bienvenida por parte de las distintas autoridades, será el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Valladolid, Ramón Pérez de Castro, el que como riosecano, cofrade y gran investigador de la Semana Santa riosecana lleve a cabo un acercamiento a una tradición de más de cuatro siglos de historia.

 

Más tarde se proyectará el vídeo promocional 'Pasan los pasos. La Semana Santa de Medina de Rioseco. Fiesta de Interés Turístico Internacional'. La actividad concluirá con una degustación de la repostería típica riosecano y vinos de la comarca.

 

Hasta Burgos viajará ese día un autobús con cofrades de las hermandades riosecanas que aprovecharán su asistencia al acto para visitar la milenaria ciudad.

 

Declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, la Semana Santa de Rioseco es una de las que más y mejor conservan el espíritu tradicional de la celebración de la Pasión de Cristo, y sin duda es la que mejor expresa la manera castellana de sentirla.

 

Centenarias cofradías mantienen desde el siglo XVI una profunda devoción a los pasos procesionales que cada año portan a hombros por las calles riosecanas, esculturas de madera que a golpe de gubia tallaron grandes maestros de la imaginería castellana como Gregorio Fernández, Juan de Juni, Tomás de Sierra o Mateo Enríquez.  

 

En la procesión del Jueves Santo participan los pasos La Oración del Huerto, La Flagelación, Jesús Atado a la Columna, Ecce-Homo, Jesús Nazareno de Santiago, La Santa Verónica, Jesús Nazareno de Santa Cruz, La Desnudez, Santo Cristo de la Pasión y La Dolorosa.

 

Mención a parte merece el Viernes Santo como uno de los momentos más importante de la Semana Santa riosecana con la salida de los llamados pasos grandes. Dos colosales grupos escultóricos que representan los momentos de la Pasión de la Crucifixión y de El Descendimiento, popularmente conocidos como 'El Longinos' y de 'La Escalera', y que a duras penas y con el esfuerzo y la pericia de los cofrades logran cada año traspasar el dintel de la puerta de la capilla en la que cada año miles de personas esperan este instante mágico.

 

Además, ese día procesionan El Cristo de la Paz, el Cristo de los Afligidos, La Piedad, El Santo Sepulcro y la Soledad. Estas procesiones se corresponden en su origen con las que tuvieron las cofradías históricas del siglo XVI de la Vera Cruz, La Pasión y la Quinta Angustia que en el siglo XIX por un proceso de transformaciones derivaron en las cofradías actuales, algunas relacionadas en su evolución con hermandades gremiales.

 

Se trata de unos días en los que las tradiciones más enraizadas se unen a una profunda devoción, una visita en la que tampoco podrá falta el poder degustar sabrosas viandas como el asado de lechazo o los pichones.