Médicos de familia lamentan que las comunidades autónomas continúan recortando personal y recursos en atención primaria

Sostienen que no está demostrado, por ejemplo, "que las gerencias integradas redunden en una mejora de la continuidad asistencial"

El presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), Josep Basora, ha lamentado este jueves en Granada, en el marco del XXXIII congreso de esta sociedad científica, que las comunidades autónomas continúan recortando personal y recursos en atención primaria, pese a que es la puerta de entrada al sistema sanitario y el nivel asistencial en el que se resuelven la mayoría de problemas de salud de la población.


Basora ha presentado un informe sobre el efecto de los recortes en atención primaria por comunidades, actualizado a 30 de mayo, en el que ponen de manifiesto cómo cada región ha optado por suprimir, mantener o reestructurar determinadas prestaciones.

En concreto, ha explicado que el análisis de la semFYC se ha realizado sobre estructuras (gerencias, centros de salud, materia, etcétera), personal, cartera de servicios, formación continuada, docencia, urgencias y farmacia y prestaciones.

Una de las principales conclusiones es que en los años 2012-2013 ha habido una tendencia similar, ya que las medidas han sido de recortes en todos los apartados y permiten dibujar un escenario cada vez más uniforme en todas las CCAA. Es decir, todas hacen lo mismo, pero con diferentes ritmos.

Esta sociedad científica, que representa a unos 20.000 profesionales de atención primaria, ha aprovechado su estructura en sociedades federadas para recopilar información por regiones. "El gran recorte sanitario en la mayoría de las comunidades se está aplicando sobre la atención primaria", ha setenciado Basora, quien advierte de que aún no se ha evaluado el impacto que ha tenido en la accesibilidad el cierre de centros de salud y del efecto rebote de acudir a otros dispositives, como los hospitales, "que resulta más caro".

"No está demostrado, por ejemplo, que las gerencias integradas redunden en una mejora de la continuidad asistencial y, por tanto, de la coordinación entre los especialistas de primaria y los de hospital. Creemos que es posible integrar procesos sin descapitalizar la atención primaria", ha proesguido.

Otra de las conclusiones del informe es la relativa a que las principales medidas de recorte siguen afectando a los profesionales (reducción de retribucions, disminución de plantilles, despidos) y a los recursos (menos días de formación o un menor apoyo a la investigación).

No obstante, ha avisado que "lo que probablemente ya se viene reflejando en la calidad asistencial, aunque es preciso una evaluación más rigorosa, es el incremento en el número y en la demora en las listas de espera, en la reducción de la capacidad de resolución, en el tiempo de dedicación, en las inequidades entre servicios, etcétera".

"REORIENTAR LA MIRADA DE LOS CIENTÍFICOS"

Para esta sociedad científica es necesario "reorientar la mirada de los políticos y de los gestores hacia donde se produce el mayor gasto y esto sucede en dos grandes apartados: la farmacia y el gasto hospitalario".

"Seguir recortando en primaria es apostar, a medio plazo, por encarecer el sistema y, lo que es más grave, por empeorar los indicadores de morbimortalidad de nuestra población", subraya el doctor Basora.

En ese sentido, desde semFYC recuerdan que los servicios sanitarios que pivotan precisamente sobre una Atención Primaria sólida resultan mucho más eficientes. "Por eso se hacen más incomprensibles determinadas decisiones. El presupuesto, en la práctica totalidad de comunidades autónomas, no alcanza al 15 por ciento. De ahí la necesidad de poner la mirada allí donde el gasto es mayor y, por tanto, las medidas de gestión pueden tener más impacto", ha argumentado.

CAMBIOS ESTRUCTURALES POR CCAA Y PROPUESTAS

En el apartado de cambios estructurales, semFYC señala que 14 comunidades han suprimido gerencias excepto Canarias, Navarra y la Comunidad Valenciana.

Territorialmente diez autonomías (Andalucía, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid. Murcia y Navarra) han reestructurado sus áreas sanitarias "y, en consecuencia, suprimido cargos directivos en el primer nivel asistencial".

"No se puede seguir argumentando que la urgencia de la situación obliga a tomar decisiones que den resultados inmediatos. Proponemos reducir la burocracia, suprimir los visados, facilitar a los médicos de familia el acceso a pruebas complementarias y a las agendas hospitalarias, unificar centros para la alta tecnología o los trasplantes, reducir duplicidades o poner en marcha la central de compras", ha esbozado.

Dice el informe que en seis CCAA no está en marcha ninguna experiencia de autogestión en primaria y en el resto están prácticamente paralizadas. En el caso de Madrid, se propone privatizar varios centros sin contar con los profesionales, cuando estos han manifestado en repetides ocasiones su disposición para aportar soluciones que eviten esta privatización de la gestión.

En la mayoría de comunidades los centros de salud han visto reducida su dotación de material a los equipos de atención primaria. Siguen suprimiendo gerencias de primaria, modificando los mapas sanitarios y cerrando consultorios con un más que importante impacto en la accesibilidad y asistencia para el paciente y la reducción en la dotación y equipamientos para los centros de salud, que ya alcanza al 88% de las comunidades, prosigue el informe.

ANDALUCÍA, CCAA QUE MÁS CAMBIOS REALIZA

Andalucía es la comunidad que más cambios ha realizado durante el 2012, prácticamente en todos los apartados (supresión de gerencias, reestructuraciones territoriales, cierre de consultorios y problema en la dotación de centros de salud). Las comunidades mejor paradas han sido Navarra, La Rioja, Valencia y País Vasco.

Sobre los recortes de personal, las medidas afectan a todos los colectivos que trabajan en atención primaria (médicos de familia, pediatras, enfermeras, administrativos). Aunque cuatro de ellas (Asturias, Baleares, Navarra y País Vasco) manifiestan que no afecta a todos por igual.

Todas las CCAA han reducido sustancialmente las sutituciones. Siete de ellas (Andalucía, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Madrid y Navarra) han despedido interinos y catorce no cubren la totalidad de vacantes que se generan, a excepción de Cantabria, País Vasco y Extremadura. Ninguna realiza o mantiene las convocatorias de Oferta Pública de Empleo, frente al año pasado que siete sí mantenían estos procesos.

JORNADA DE 37 HORAS Y MEDIA

Trece CCAA han organizado la ampliación horaria a 37,5 horas, excepto Navarra, La Rioja, Valencia y País Vasco. Siete de ellas (Andalucía, Baleares, Castilla-León, Cantabria, Cataluña, Madrid y Valencia). Aragón, Canarias y Cataluña abren los sábados, otras cinco lo hacen en horario de tarde y, finalmente, otras cinco (Andalucía, Asturias, Cataluña, Navarra y La Rioja) computan las horas reduciendo sueldo o las horas de atención continuada. En todas es frecuente ver pacientes de otros cupos o realizar agendas de otros profesionales.

Respecto al modelo retributivo, el comportamiento es igualmente muy dispar por comunidades. A la reducción establecida por el Gobierno Central algunas regiones han añadido incrementos del IRPF como ha ocurrido en una docena de ellas (Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, ambas Castillas, Cataluña, Galicia. Madrid, Murcia, Navarra y Valencia).

Andalucía, Castilla-La Mancha, Navarra, Valencia, Baleares y Castilla y León reducen también las retribuciones por hora de guardia. Otros conceptos como el pago por autocobertura ,trasporte etc* varían mucho por comunidades si bien se percibe una tendencia generalizada a hacerlos desaparecer.