Medel confirma que la salida a bolsa es un "propósito" que vincula a la evolución del mercado

Braulio Medel

Admite que será "difícil" decidir entre ser ejecutivo en la fundación o en Unicaja Banco y niega "problemas de personalismos" en futuras fusiones y un oligopolio en el sector.

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, ha negado "problemas de personalismos" para asumir las presidencias de eventuales fusiones entre bancos medianos como motivo para hacer "descarrilar buenos proyectos", al tiempo que ha aprovechado para descartar que el nuevo mapa político derive en una situación de oligopolio.


En este sentido, Medel ha recordado que durante el pasado, en alusión a las denominadas fusiones 'frías', se acometieron operaciones de concentración "poco meditadas o poco maduras". "Las cosas conviene verlas. No contemplamos ni dejamos de contemplar", ha subrayado al ser preguntado sobre los contactos para eventuales fusiones.

Durante su intervención en el curso 'El nuevo modelo económico. Lecciones de la crisis', organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y patrocinado por BBVA, Medel ha defendido la inyección de capital público para normalizar el sector.

"El primer objetivo de las ayudas públicas no era su recuperación, porque si no no habría que haberlas dado", ha proclamado, para después admitir que "probablemente" se habría destinado menos dinero público si no se hubieran acometido las fusiones 'frías'. "Se pensó que cualquier fusión y cualquier salida a Bolsa era buena", ha reprobado.

"Pero lo cierto es que el sector se ha normalizado, y eso es un logro", ha reflexionado. De cara a una salida a Bolsa, Medel ha confirmado que se trata de un "propósito" y ha vinculado el salto al parqué a la evolución del mercado, que marcará el calendario porque "a nadie se le ocurriría hacerlo en el momento menos propicio".

En cuanto a la prohibición de que los ejecutivos de las cajas convertidas en bancos puedan estar también al frente de las fundaciones bancarias, el presidente de Unicaja ha reconocido que se trata de una decisión "difícil" para certificar que se defienden los intereses de las cajas.

En cualquier caso, no ha querido desvelar su futuro en un año, cuando esta incompatibilidad será efectiva. "Puede estar usted en muchos sitios", se ha limitado a ironizar.

SERVICIO "INTACHABLE" DE LAS CAJAS EN DOS SIGLOS

Medel ha advertido de que la crisis ha supuesto la "práctica desaparición" de las cajas de ahorro, que representaban la mitad del sistema financiero español durante los años de bonanza económica. En este sentido, ha cuestionado que la "vocación territorial" y la labor de inclusión financiera que hacían las cajas se pueda mantener en el nuevo modelo de fundaciones. "Es injusto valorar a las cajas por los últimos cuatro años después de dos siglos de un servicio intachable a la economía", ha indicado.

En cuanto a la nueva regulación que exige más capital, ha subrayado que ese capital será "menos rentable" porque para el mismo negocio se va a requerir mayor capital. En este sentido, ha distinguido entre quienes darán más importancia a la seguridad derivada de mayores exigencias de capital y quienes advierte de que la nueva regulación conlleva a que el capital es "menos rentable".