Medalla de oro de las Cortes como reconocimiento a las víctimas del terrorismo en el día del Estatuto

Juan José Aliste ha sido el encargado de recoger la medalla de manos de Josefa García Chirac. BORIS GARCÍA
Ver album

La presidenta Josefa García Cirac, ha defendido la necesidad de mantener viva la memoria de quienes han sido víctimas del terrorismo porque sin el recuerdo de los que ya no están "es imposible" plantearse con "rigor y justicia" el destino de Castilla y León.

Así lo ha asegurado García Cirac en el discurso que ha pronunciado durante la conmemoración del XXXII Estatuto de Autonomía de Castilla y León en un acto celebrado en el Parlamento Regional en el que se ha hecho entrega de la Medalla de las Cortes a las víctimas del terrorismo y que ha comenzado con un minuto de silencio en recuerdo de todas las víctimas.

 

La Medalla de las Cortes la ha recogido en nombre de todas las víctimas el comandante salmantino Juan José Aliste Fernández, quien es a su vez presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Castilla y León.

 

La presidenta de las Cortes ha reconocido que las víctimas recibieron "el golpe que los asesinos" dirigían a la sociedad y que asesinaron a los padres, maridos, mujeres e hijos de quienes estaban presentes en la tribuna de invitados de las Cortes y quienes han recibido el "agradecimiento" de todos los castellanos y leoneses al recibir la Medalla del Parlamento regional.

 

VÍCTIMAS PRESENTES Y VISIBLES

 

Por ello, García Cirac se ha comprometido a "forjar" con todas y cada una de las víctimas "un porvenir" en el que siempre estén presentes y  en el que sean "plenamente visibles", porque, tal y como ha reconocido la presidenta de la Cortes, hoy en día "resulta  difícil afirmar que el terrorismo ha finalizado porque son muchos los atentados sin resolver y sin juzgar".

 

Asimismo,  ha dejado claro que en Castilla y León  se llama a las cosas por su nombre y no se dirá que existió "lucha armada ni alto el fuego" sino "simplemente el asesinato y la extorsión" y que las víctimas no son un bando en una contienda, sino simplemente "víctimas de unos asesinos" cuyo sacrificio es fruto "de un crimen indiscriminado".

 

"En la historia que aquí escribiremos con vosotros rechazaremos siempre la violencia que os quebrantó y los fines políticos que sirvieron para justificar vuestro dolor" ha aseverado García Cirac, quien ha apostado porque el "ejemplo de dignidad, la resistencia al fanatismo y la decisiva contribución" de las víctimas al final del terrorismo "sea reconocida socialmente y permanezca siempre viva".

 

La presidenta de las Cortes ha insistido en que la dignidad que muestran las víctimas, el recuerdo de los que faltan y la justicia que reclaman quienes han sufrido actos terroristas "son las claves de la fortaleza social para hacer frente a otras formas de terrorismo" que están acechando a la sociedad.

 

Para lograr ese final del terrorismo la presidenta de las Cortes ha explicado que "los que cargan con la única responsabilidad de mantener la paz no son otros que quienes la quebrantaron" y el que el final "venga de donde venga" no es "una concesión generosa de los asesinos", además de que las víctimas no están "obligadas a responder con el perdón y mucho menos a cargar con la más mínima responsabilidad de una pretendida e infamante reconciliación de un conflicto imaginario".

 

Josefa García Cirac ha querido destacar el compromiso de Castilla y León, una Comunidad que con sus "fracasos y aciertos," con "sus diferencias y acuerdo" tiene un "futuro prometedor" en el que los ciudadanos y sus representantes tienen la firme disposición de lograr "el bien común" como así lo demuestran día a día con su capacidad de respuesta solidaria "ante cualquier situación de necesidad", por su defensa de la igualad de oportunidades y su papel "solidario e integrador".

 

En este compromiso de la Comunidad se ha querido reconocer a las víctimas con la Medalla de las Cortes, un reconocimiento que "no llenara vacíos, no mitigará recuerdos y temores ni suplirá momentos de la vida y de la familia que han sido robados, ni aplacará la impotencia de no saber cómo explicar a hijos o nietos lo que ha pasado", según ha apuntado García Cirac, quien ha subrayado que esta Medalla simboliza "que el heroísmo y el dolor" de las víctimas "no ha sido en vano" porque estarán siempre presentes en el corazón y en la memoria de los castellanoleoneses.

 

De hecho, la presidenta de las Cortes ha aseverado que  es "de justicia" la concesión de la Medalla del Parlamento regional a todas las víctimas y ha aprovechado su discurso para proponer a todos los presentes soñar "con una sociedad unida sin fisuras contra la violencia terroristas" y hacer llegar a quienes ha sufrido esa violencia el mensaje de que no están solos.

Noticias relacionadas