Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Me deprimo en otoño, ¿tengo trastorno afectivo estacional?

Foto: E.P.

María se queja a su marido de que todos los otoños le pasa lo mismo.

María se queja a su marido de que todos los otoños le pasa lo mismo. Empieza a encontrase muy cansada, como que se le va la energía. Su marido recuerda con desagrado cómo ella cambia de ánimo con las estaciones y entre el otoño y el invierno duerme muchas más horas y come más.

 

No es que la vea muy triste, pero sí está como apenada, desganada, más irritable y disminuyen mucho sus visitas al gimnasio y las salidas a la sierra con el grupo de senderismo. Contrasta mucho con la vitalidad y las ganas de vivir que reaparecen con la primavera, como si fuera con el ritmo de la naturaleza y las flores.

 

Se entiende que se padece el TAE cuando durante al menos dos años los episodios han ocurrido exclusivamente en relación con los cambios meteorológicos de estación, no ha habido otros episodios en períodos no estacionales y no hay otras variables relacionadas con el cambio de estación (desempleo, calendario escolar, trabajo fuera de la ciudad habitual de un familiar importante).

 

Hay personas que pueden presentar síntomas únicamente con un patrón estacional y otras que padecen alteraciones del estado del ánimo (Depresión o Trastorno Bipolar) tanto con los cambios de estación, como independientemente de ellos.