Mayores inversiones para "personas, empleo y barrios" en las Cuentas de 2014 gracias a la reducción de la deuda

El concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, avanza el Presupuesto del próximo ejercicio que "congela los impuestos" y aumenta el gasto social y los programas para el fomento del empleo y las infraestructuras de la ciudad. No obstante, el global será "ligeramente inferior" al de 2013.

La reducción de la deuda y del pago de los intereses de la misma, además de una disminución del gasto corriente permitirán “liberar recurso económicos” que se destinarán una mayor inversión “en gasto social, empleo e infraestructuras en barrios”. Así lo ha adelantado hoy el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, durante la presentación del avance de las Cuentas municipales para 2014.

 

Blanco no ha querido aventurarse en números, aunque ha confirmado que el porcentaje global del presupuesto 2014 será “ligeramente inferior” al del presente ejercicio. Para el edil de Hacienda “el secreto” para incrementar el gasto social, el empleo y la inversión es “el rigor, la austeridad y la buena gestión del equipo de Gobierno”.

 

Así lo ha explicado en rueda de prensa, tras presentar el documento de Criterios Generales del Presupuesto para 2014 ante la Comisión de Presupuesto del Consejo Social de la Ciudad. Alfredo Blanco ha insistido en que estas cuentas se basan en tres pilares: “personas, empleo y barrios”.

 

De esta forma, según el edil, se incrementa el esfuerzo presupuestario para gasto social, con la potenciación de “atenciones a personas en situación de necesidad”. Como ya anunciara hace unos meses se congelan los impuestos y tasas municipales y se aumenta la horquilla de la ciudadanía que se beneficiará de diversas bonificaciones.

 

 

En cuanto al empleo, el Ayuntamiento ofrecerá “mayor dotación económica” a los programas que potencien la creación de puestos de trabajo. Se crearán dos nuevos cursos de jardinería y rehabilitación de edificios. Por último, se invierte la tendencia de los últimos años y habrá más inversiones para los barrios, especialmente los de la zona Norte y Este, los más desfavorecidos de la ciudad. Existirá una partida de aproximadamente un millón de euros para nuevas infraestructuras. El equipo de Gobierno estudiará las sugerencias de las diferentes asociaciones vecinales.

 

REDUCCIÓN DE LA DEUDA

 

La fórmula mágica para conseguir más inversiones con menos dinero (no se prevé el aumento de los ingresos) es frenar la deuda y el gasto corriente. Alfredo Blanco ha avanzado que a finales de 2014 la deuda se situará en 135 millones de euros, 18 millones menos que este año y muy lejos de los 222 existentes a finales de 2011. Además se reducirá en un 15% el pago de los intereses de la deuda y solo se destinarán a ellos el 1,9% de total del Presupuesto.

 

La reducción del gasto corriente es otras de las herramientas que baraja el edil de Hacienda, aunque aquí se ha mostrado bastante prudente pues “el recorrido es escaso" ya que en los últimos años se "han apretado mucho las clavijas”. Blanco recordó que de los años 2008 al 2011 se ahorraron nueve millones en este capítulo y durante el 2012 otros siete millones más.

 

La ecuación de la reducción de la deuda y del gasto corriente es para el responsable de los números del Ayuntamiento la que permite que “no se tengan que subir los impuestos en 2014 ni que haya que recurrir a un mayor endeudamiento”. Por último Blanco, avanzó que la presión fiscal descenderá "un 1% en 2014 para la ciudadanía vallisoletana” y confirmó que la Junta ha disminuido en más de dos millones de euros el pago pendiente de cinco millones de euros que mantiene con el Consistorio.

Noticias relacionadas