Mateos se reunirá con alcaldes afectados por el cierre de 38 aulas de ESO en septiembre para buscar "la mejor solución"

El consejero de Educación, Juan José Mateos, se reunirá de forma individual con cada uno de los alcaldes afectados por el cierre de 38 aulas de Primero y Segundo de la ESO en septiembre de 2013 para buscar "la mejor solución" en cada caso porque "no se hace todo siempre bien".

Así lo ha explicado el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, quien ha aclarado que en el presente curso 2012-13 ya se cerraron 68 unidades que afectaban a 53 localidades y a 770 alumnos para su integración en Secundaria en Institutos y no en colegios rurales como establece la Ley Orgánica de Educación.


De este modo, para el próximo curso 2013-14 la Junta prevé proseguir con esta integración en las localidades que quedan, en concreto 19 con 38 clases y 480 alumnos.

Esta integración obedece, como ha explicado De Santiago-Juárez, al cumplimiento de la Ley Orgánica de Educación que establece que el primer ciclo de ESO se realice en institutos, algo que en principio pudo demorarse por parte de la Comunidad para ir incorporándolo progresivamente en aquellos centros donde no se alcanzaran los 15 alumnos.

"Esta situación no tiene nada que ver con ajustes y recortes", ha señalado De Santiago-Juárez, quien ha insistido en que la creación de estas aulas en los centros rurales fue algo "transitorio", tras lo que ha recordado que el caso de Riaza (Segovia) es "peculiar" ya que sí alcanza los 15 alumnos y tiene previsión de mantener esta cifra en el tiempo.

"Cuando haya disponibilidad presupuestaria se hará frente a la adaptación de Riaza", ha garantizado el portavoz de la Junta, tras lo que ha recordado que Mateos se reunirá con todos los alcaldes para abordar la situación porque "todavía hay tiempo" ya que la medida se pondría en marcha en septiembre.
 

 

 

Noticias relacionadas