Mateos promete atender a familias sin recursos para que los libros no sean un elemento discriminatorio

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos

El consejero de Educación, Juan José Mateos, ha asegurado que la Consejería de Educación está dispuesta a hacer el máximo esfuerzo posible para atender el próximo curso a las familias de Castilla y León con menos recursos.

Mateos ha acudido este lunes en Segovia al IES Andrés Laguna con motivo de la clausura de las actividades del quincuagésimo aniversario del centro, cuyo director, Santiago Pinto, le ha acompañado en su visita junto al delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar.


El titular de Educación ha garantizado que su departamento respaldará a las familias en todo lo que pueda para que sus hijos no se queden sin material escolar básico, si bien no ha precisado de qué manera.

Según ha dicho, aún faltan dos o tres meses para buscar la fórmula y conocer cuál es el proyecto de presupuesto para el curso que viene.

En cuanto a la falta de becas, ha reconocido que la realidad actual es "muy dura", aunque ha recalcado que el hecho de que un alumno se quede sin ayuda económica no significa que se quede sin estudiar.

"Ello no le impide tener sus estudios tanto en la universidad como en un centro de educación. Estoy hablando de ayudarles para atender sus necesidades para que puedan desarrollar sus aptitudes", ha apuntado.

Mateos ha señalado que el ejercicio que acaba ha sido difícil pero que los resultados están siendo buenos gracias al esfuerzo de los profesionales de la enseñanza y las propias familias. La Administración regional, por su parte, ha puesto todos los medios al alcance para mantener una Educación que, según ha subrayado, es de forma objetiva "una de las mejores del país". "Evidentemente, con sacrificios", ha añadido.