Mateos considera que la Lomce podría aplicarse el próximo año en Primaria y los dos primeros cursos de la ESO

Juan José Mateos, consejero de Educación.

Sostiene que es una "buena ley" pero también muy "costosa" cuya implantación en Castilla y León exigirá un desembolso de entre 53 y 65 millones.

El consejero de Educación de Castilla y León, Juan José Mateos, no ve obstáculo alguno para que la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) pueda ya empezar a aplicarse el próximo curso, aunque sea de forma progresiva e inicialmente en los niveles de Primaria y primeros dos cursos de la ESO, "al ser relativamente sencilla la implantación en ellos ya que no precisan de grandes cambios".


Mateos, quien asistió este martes a la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado para debatir la incidencia autonómica de la también denominada 'ley Wert', ha insistido hoy, en declaraciones recogidas por Europa Press, en que la nueva normativa "aborda" los malos resultados de España en materia educativa y por tanto es preciso en primer lugar "aceptarla" y acto seguido dotarla financieramente debido a que es muy "costosa".

En este sentido, el titular de Educación castellanoleonés ha incidido en que su departamento estima que la implantación de la Lomce en Castilla y León supondrá un coste de entre 53 y 65 millones de euros, de ahí la necesidad de que el ministerio la dote con una financiación suficiente.

Además, se ha felicitado de que el ministro haya sido "receptivo" respecto de la petición de todos los consejeros del ramo de modificar el calendario para su puesta en marcha, de ahí su consideración, tras advertir de que la decisión última es del propio José Ignacio Wert, de que la aplicación gradual de la nueva ley podría ya iniciarse el próximo curso en Primaria y 1º y 2º de la ESO.