Matapozuelos se une al sistema de agua potable de la Mancomunidad para zanjar sus problemas de arsénico

Se han ejecutado las obras de conexión a 'Tierras del Adaja' con una canalización de tres kilómetros que ha contado con una inversión de 180.000 euros aportados por Junta, Diputación y Ayuntamiento, para solventar los problemas que venía padeciendo el municipio.

Los habitantes de la localidad de Matapozuelos podrán disfrutar de un agua de mayor calidad gracias a las obras realizadas para conectar este municipio con el sistema mancomunado de abastecimiento de agua potable Tierras del Adaja. La tubería de casi tres kilómetros de distancia ha permitido duplicar la población equivalente beneficiada pasando de 1.088 a 2.285 habitantes equivalente, además de un gran incremento del caudal de demanda.

 

Esta mañana, el consejero de Fomento, Antonio Silván, acompañado del presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, han visitado la localidad donde les esperaba su alcalde, Conrado Íscar, y un puñado de vecinos que han querido asistir a la puesta de largo de esta nueva infraestructura que ha contado con una inversión de 180.000 euros.

 

Esta ha sido la última de las conexiones con las que se culmina el proyecto (más de 17 Km. de tuberías) con una población equivalente atendida de más de 42.000 habitantes y que comprenden las poblaciones de Medina del Campo, Pozal de gallinas, Rodilana, Calabazas, Olmedo, Alcazarén, Hornillos, La Zarda, Ramiro, Ataquines, Pozaldez, Gomeznarro, Moraleja de las Panaderas, Villalaba de Adaja y el propio Matapozuelos.

 

Para el alcalde de Matapozuelos, Conrado Íscar, se ha puesto solución al “grave problema del arsénico” y agradecía la colaboración de vecinos y hosteleros que han sufrido las obras durante “ocho meses muy largos”. “Siempre tuvimos agua procedente de perforaciones y ahora nos estamos adaptando a un agua de calidad de río”, concluye el alcalde.

 

Por su parte, el consejero de Fomento, Antonio Silván, ha resumido el proyecto en “un sistema mancomunado que refleja unidad de esfuerzo” y explica que se conseguirá “eficiencia en la prestación de servicios, reducción de los costes para las administraciones y para el bolsillo de los ciudadanos, además de una mejora de la calidad de vida a través de un agua de mayor calidad”.

 

Silván ha recordado que este sistema de abastecimiento es utilizado en la provincia de Valladolid por nueve mancomunidades con más de 140.000 vecinos beneficiados, y en toda la Comunidad con 53 mancomunidades y una población que supera las 663.000 personas.

 

Por último, el presidente de la institución provincial, Jesús Julio Carnero, destacó la colaboración “clara” entre Junta, Diputación y Ayuntamiento para poner en marcha un proyecto que tiene una “una doble ventaja”: “desde el punto de vista cuantitativo, se dobla el caudal, y desde el cualitativo, se mejora la calidad del agua”, dijo Carnero quien recordó que paralelamente se ha mejorado la red de abastecimiento con un presupuesto de 216.000 euros asumido por el Gobierno regional y Planes provinciales de Diputación.