Mata y descuartiza a su tío diseminando parte de los miembros fuera de la vivienda

Dos Hermanas

El presunto autor de la muerte y descuartizamiento de un hombre de 54 años en la localidad sevillana de Dos Hermanas, sobrino por cierto de la víctima, habría llegado al domicilio del difunto el pasado verano procedente de Barcelona.

Tío y sobrino, de aproximadamente 54 y 38 años de edad respectivamente, habrían protagonizado una disputa previa y los amigos del primero de ellos, con los que solía coincidir en bares de Dos Hermanas, le habrían echado en falta en los últimos días, extremo que les habría llevado a visitar el domicilio familiar de la calle Las Cabezas de San Juan.

 

Allí habrían encontrado al sobrino de este hombre, quien habría actuado de manera "extraña" ante los amigos del entonces desaparecido, lo que levantó las sospechas de estos últimos, hasta tal punto que decidieron alertar a la Policía Nacional.

 

Los agentes de la Policía Nacional, tras personarse en la citada vivienda, habrían interrogado al sobrino del entonces desaparecido y éste habría confesado, siempre supuestamente, que había acabado con la vida de su tío, descuartizando incluso el cadáver. En el interior de la vivienda, los agentes habrían encontrado el tronco del cadáver y otros restos del mismo, declarando el supuesto autor de los hechos que habría "diseminado" los restantes miembros del cuerpo, dos extremidades, por diferentes zonas.

 

Dado el caso, el Cuerpo Nacional de Policía habría emprendido un dispositivo de búsqueda por Dos Hermanas, incluyendo el sistema de recogida de basura del municipio y el vertedero de Montemarta-Cónica, para localizar las pocas partes del cuerpo aún desaparecidas.

 

Mientras la víctima es una persona relativamente conocida como costalero en dos hermandades, la investigación abordaría el consumo de sustancias estupefacientes por parte del autor del crimen, quien habría protagonizado conflictos familiares en el pasado.