Mas: "Hago un paso al lado y no me presento como candidato a la presidencia de la Generalitat"

Artur Mas, durante la rueda de prensa en la que ha anunciado su renuncia. Foto: EP

Artur Mas confirma que, tras un acuerdo in extremis preparado en menos de 24 horas, renuncia a repetir como presidente y cumple la exigencia de la CUP para desbloquear el inicio de la legislatura. La CUP cederá dos parlamentarios a JxSí, lo que le asegura ganar todas las votaciones en el parlament. El alcalde de Girona será el nuevo president.

"Hago un paso al lado y no me presento como candidato de Junts pel Sí a la reelección a la presidencia de la Generalitat". Así ha confirmado Artur Mas su renuncia a presidir la Generalitat de Cataluña tras el acuerdo pergeñado en solo 24 horas para proponer un candidato alternativo y poder celebrar este domingo un pleno de la cámara catalana para elegir nuevo presidente, presumiblemente, el alcalde de Girona, Carles Puigdemont.

 

"Para mi es una decisión dolorosa, pero estoy muy tranquilo. Y además muy convencido de lo que estoy haciendo. Si alguien a corto plazo no lo entiende del todo, en los próximos días se verá esta decisión. Los beneficios del país y los beneficios del proyecto que estamos defendiendo", ha explicado Mas. Ha insistido en que no tendrá ningún otro cargo. Será expresidente y tendrá unas funciones concretas que todavía debe concretar.

 

"Estaré a lo que haga falta, y sin pedir ningún cargo. Cuando en la vida tienes que tomar decisiones complejas tienes que refugiarte en tus principios más importantes. Creo que se puede interpretar de esta manera, el principio más importante, para mí, era el país y su gente", ha dicho.

 

 

LA INVESTIDURA, ESTE DOMINGO

 

"El Parlament investirá en primera votación, mañana mismo, el candidato que yo proponga a la presidencia dentro del grupo parlamentario de Junts pel SÍ", ha explicado Mas, que ha confirmado que el candidato es Carles Puigdemont, "vinculado a CDC, al municipalismo, que lo ha hecho muy bien como alcalde de Girona".

 

 "El acuerdo no queda aquí. Mi obsesión era garantizar que el Gobierno tuviera estabilidad", ha asegurado Mas. "Aunque hubiera sido investido presidente de la Generalitat la legislatura hubiera sido inestable. Con este acuerdo, Junts pel Sí controla la actividad parlamentaria con el compromiso de la CUP de garantizar la estabilidad parlamentaria de este Gobierno", ha dicho. "La CUP se compromete a no votar, en ningún caso, lo mismo que los grupos contrarios al proceso y/o al derecho a decidir en los casos en que esté en riesgo el proceso soberanista", ha explicado.

 

Para ello, "dos diputados de la CUP se incorporarán a la dinámica parlamentaria de Junts pel Sí. Lo que las urnas no nos dieron directamente lo hemos corregido con la negociación". Al ceder dos diputados al grupo de Junts pel Sï, el partido de Mas se asegura ganar todas las votaciones parlamentarias si la CUP se abstiene: tendría 64 diputados, por 63 del resto de partidos, y 8 de la CUP.

 

"El reconocimiento de errores por parte de la CUP vendrá acompañado de consecuencias en el grupo parlamentario. Sus diputados tendrán que renovarse", ha dicho Mas que ha insistido en que "Los que cometen errores deben salir públicamente y asumir sus consecuencias. La CUP lo hará".

 

 

EL FUTURO

 

"Yo no me retiro de la política. Destinaré esfuerzos personales al lado de mucha gente a rehacer lo que significa Convergència", ha explicado Mas que se reserva la posibilidad de volverse a presentar a la presidencia de la Generalitat: "Es una puerta que queda abierta".

 

"Estaré a la disposición del futuro presidente y del futuro gobierno para lo que necesiten de mi. Estoy en actitud de servicio", ha dicho. "Políticamente esta no es una decisión agradable después de haberme presentado a 5 elecciones y haberlas ganado todas", asegura el presidente de la Generalitat en funciones que mantiene que esta decisión no se tomó hace tres meses porque "hasta hace cinco días la investidura estaba viva".

Noticias relacionadas