Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Más formación para ser maquinista de tren, a los que Fomento vigilará con cámaras

Un tren AVE.

Fomento sigue poniendo en marcha medidas para mejorar la seguridad en los trenes, que incluye edad mínima de 20 años para ser maquinista, más exámenes y formación y la vigilancia con cámaras de lo que ocurre en cabina.

El Ministerio de Fomento ha redactado ya un borrador de Orden Ministerial para actualizar y fijar los requisitos y la formación que se necesita para conducir un tren. Esta nueva norma eleva hasta los 20 años la edad mínima para acceder a la profesión de maquinista de tren, aumenta la formación académica mínima con que deberá contar y modificará los exámenes de acceso.

 

Además, la Orden aumenta la frecuencia de los reconocimientos médicos y fija nuevas condiciones para someterse a reconocimientos psicofísicos extraordinarios, que serán además obligatorios en determinadas circunstancias (tras bajas de más de un mes o tras un accidente).

 

 

CONTROL DE TRENES POR SATÉLITE

 

En paralelo, el Ministerio prevé que a partir del próximo mes de noviembre se ponga el marcha el nuevo sistema por satélite de control del tráfico ferroviario y ayuda a la conducción. Renfe aprobó el pasado mes de abril una primera fase de inversión, de 6 millones de euros, para equipar a unos 443 trenes con este sistema, una vez que realizó pruebas pilotos con tres empresas y redactó las especificaciones técnicas de los navegadores.

 

En virtud de este sistema de ayuda a la conducción por satélite, los trenes contarán con unos dispositivos que, a través de mensajes acústicos o visuales, informarán al maquinista sobre la situación del tren, la velocidad máxima de cada tramo o de limitaciones permanentes o temporales de velocidad y alertarán cuando se superen las velocidades máximas establecidas. Además, estos dispositivos registrarán los excesos de velocidad que se produzcan y lo reportarán en tiempo real al centro de gestión del operador.

 

Renfe también ha iniciado la contratación de los equipos con los que se grabará todo lo que suceda en las cabinas de los trenes, que supondrán una inversión de 4 millones de euros. Así, un año después de su anuncio, gran parte de las medidas diseñadas por Fomento se están implementado o se han puesto ya en marcha. Entre las ya en vigor se incluyen la prohibición del maquinista de hablar por dispositivos móviles, la mejor colocación de equipajes dentro de los trenes, la identificación de los pasajeros, el aumento de la indemnización por accidente y el diseño de una estrategia de asistencia integral a las víctimas de siniestros ferroviarios. Estas dos últimas iniciativas fueron aprobadas por el Consejo de Ministros del pasado viernes.

Noticias relacionadas