Más días sin clase en Otoño y Carnaval a costa de las vacaciones escolares 'de toda la vida'

La propuesta de un calendario escolar disociado de las fiestas religiosas afecta a las vacaciones de Navidad, Semana Santa y verano: se reduce el número de días seguidos, aunque el total varía poco. El curso empezaría antes y terminaría después.

La propuesta de UGT para cambiar el calendario escolar actual por uno "basado en criterios pedagógicos" puede suponer una pequeña revolución en la que las vacaciones 'tradicionales' cedan protagonismo a nuevos períodos libres de docencia. El argumento es hacer un calendario "no basado en exclusividad en el santoral". No obstante, y aunque el número de días consecutivos sin clase varía sustancialmente, en la práctica el cambio es limitado; y las 'nuevas vacaciones' consolidan el parón que se hace por festivos como el día del Docente o los Carnavales.

 

UGT ha hecho llegar a la consejería de Educación una propuesta de calendario con cinco períodos vacacionales para todo el curso, señalados con una línea negra en la imagen superior. Son los siguientes:

 

1. Semana del Otoño: Del 31 de Octubre al 4 de Noviembre.

2. Navidad: Del 26 de Diciembre al 5 de Enero.

3. Semana Blanca (Carnaval): Del 27 de Febrero al 3 de Marzo.

4. Semana Santa: Del 10 al 14 de Abril.

5. Verano: Julio y Agosto.

 

Según la propuesta de calendario de la Junta los períodos vacacionales previstos para el curso 2016/2017 son los siguientes:

 

Navidad: del 23 de diciembre al 8 de enero, inclusive.

Semana Santa: del 8 de abril al 18 de abril, inclusive.

 

 

LAS DIFERENCIAS: TRES DÍAS MÁS DE VACACIONES

 

La Semana del Otoño aprovecha el 'puente' que hacen el 31 de octubre, día del Docente y no lectivo, con la festividad de todos los Santos (1 de noviembre), a los que se suman tres días más; son, contando el fin de semana anterior y el posterior, 11 días consecutivos sin clase, aunque el número efectivo de jornadas sin clase es de tres más.

 

Con la Semana Blanca pasa algo parecido. El 27 y 28 de febrero son días no lectivos según el calendario y coinciden con las celebraciones de Carnaval, muy arraigadas en algunos municipios, pero también en franca retirada en otros. Se suman los días 1, 2 y 3 de marzo, y con los fines de semana anterior y posterior resultan otros once días de parón; de manera efectiva, descontando fines de semana, son tres días más sin clase.

 

Por contra, las vacaciones 'de toda la vida' pierden peso, pero en realidad no tanto. Nos explicamos. Así, las vacaciones de Navidad no se iniciarían hasta después del día 25 de diciembre y terminarían un día antes, el 5 de enero. En teoría, pasan de 17 a once días, pero en la práctica quedan casi igual. Sólo se quitaría de la propuesta de la Junta el día 23 de diciembre viernes, ya que 24 y 25 caen en sábado y domingo, el día 6 es la fiesta de Reyes y el 7 y 8 es, de nuevo, fin de semana.

 

En el caso de Semana Santa, sobre el papel pasan de 11 a cinco días, pero la merma real no es tanta. Empezarían el día 10 de abril, pero 8 y 9 son sábado y domingo, y sin clase por naturaleza; igual que los días 15 y 16. Sólo se reducirían los días 17 y 18, dos días festivos en la propuesta de calendario de la Junta que pasarían a lectivos, ya que contando fines de semana y Jueves y Viernes Santo, el resto queda igual.

 

Así que el resultado efectivo es de tres días de vacaciones más que añadir al calendario escola, aunque sobre el papel los períodos vacacionales aparezcan más cortos. Eso es así porque no se cuentan los fines de semana al comienzo o al final.

 

 

CAMBIOS EN INICIO Y FINAL DE CURSO

 

Esta cifra se compensa con un inicio de curso más temprano y un final más tardío, pero con pocas diferencias. UGT propone empezar el curso de Infantil y Primaria el 8 de septiembre (curiosamente, es festivo), mientras la Junta lo ha fijado para el 12 de septiembre; y el final de curso pasaría del 22 de junio que marca la Junta al 23 de junio. De ahí salen los tres días lectivos más necesarios para compensar los tres días más de períodos vacacionales.

 

Los alumnos de ESO, FP y Bachillerato empezarían el día 19 de septiembre, el mismo día que ha previsto la Junta para el próximo curso, pero acabarían el 27 de junio, cinco días después. Las vacaciones de verano serían algo más cortas en todos los casos, aunque la diferencia es escasa.

Noticias relacionadas