Más del 80% de ocupación hotelera en Valladolid para Semana Santa... por el momento

TRIBUNA

Los espacios de hospedaje confían en la buena climatología para la semana del 14 al 20 de abril para poner el cartel de ‘completo’, en unos días que ya califican como “redondos”.

Ya está aquí prácticamente la Semana Santa y, como no podía ser de otra manera para una época mágica en Valladolid culturalmente hablando, los hoteles de la ciudad ya se frotan las manos. Los espacios de hospedaje se encuentran en estos momentos, y con varios días por delante para que se incrementen las reservas, a poco más de un 80% de ocupación.

 

Sin ir más lejos, en el Hotel Mozart a apenas quinientos metros de la Plaza Mayor, el epicentro de la Semana Santa, se muestran especialmente optimistas. Con un 85% de habitaciones reservadas ya para Jueves y Viernes Santo y con un porcentaje no mucho más bajo para el resto de días como lunes, martes y miércoles, serán días de mucho ajetreo en el edificio.

 

Fechas en las que los diferentes hoteles tienen la opción de subir sus precios al tratarse de una temporada alta o, por el contrario, realizar ofertas para intentar asegurar el lleno absoluto. En el caso del Mozart han optado por la primera posibilidad, sabiendo que es bastante probable que la demanda termine de cubrir las plazas.

 

Algo de lo que también se muestran partícipes en el Hotel Silken Juan de Austria, donde cuentan ya con “cerca de un 90 o 95%” de ocupación para Miércoles, Jueves y Viernes Santo, prácticamente lleno con más de una semana de anticipo. “Las sensaciones son buenas, confiamos en que pronto se confirme que hemos llenado todas las habitaciones”, aseguran desde la recepción. En el resto de hoteles consultados por este periódico las cifras siempre fueron superiores al 65%.

 

Y eso que hay un factor que miran de reojo todos los encargados hoteleros, que no es otro que la climatología. De algo a veces tan difícil de prever como imposible de evitar dependen muchas llamadas para reservar o no una habitación, por lo que se convierte en una pieza fundamental. En principio las primeras previsiones, sin ser pesimistas, ya indican un cielo algo nublado.

 

PENDIENTES DEL TIEMPO

 

La situación no cambia mucho en los municipios vallisoletanos en los que también se vive la Semana Santa con pasión, como son Medina de Rioseco, Peñafiel o Medina del Campo. Allí las previsiones hoteleras casi alcanzan el 100% en la mayoría de casos, sobre todo para Jueves y Viernes Santo, como es previsible.

 

En Peñafiel, por ejemplo, en el Hotel Convento de Las Claras, reconocen que esperan un lleno absoluto, “como todos los años”. “Ha habido muchas reservas por anticipado, pero esperamos que aún lleguen unas cuantas más en los días previos”, aseguran desde la recepción, donde también aseveran que para estas fechas se han agarrado a los precios de sus paquetes establecidos, ya que la cosa “no está para subidones”.

 

En Medina del Campo, por su parte, sale a relucir también el tema meteorológico. Desde el Hotel La Mota, de tres estrellas, son realmente optimistas en este sentido. Con un 60% de reservas por el momento para los días centrales, esperan que las previsiones indiquen sol para que la gente “termine de animarse”. “Hay muchos que no reservan hasta que no ve que va a hacer buen tiempo”, aseguran.

 

Tampoco hay mucha diferencia en Medina de Rioseco. El gerente del Vittoria Colonna, Andrés, se muestra satisfecho por contar ya con un 100% de ocupación para las 110 plazas del hotel. “Desde el año pasado teníamos ya apartadas unas doce del total”, asegura. Qué duda cabe del éxito de la Semana Santa riosecana. Allí, también han decidido mantener precios con respecto al resto del año ya que “es momento de darse a conocer”.

 

Todo un espacio de lujo, de cinco estrellas, como es el de Los Almirantes espera también el lleno, si bien no quiso facilitar datos concretos. Y eso que no han hecho campaña especial para estas fechas. Así las cosas, queda claro que la Semana Santa de Valladolid no solo es cultura, que también, sino una rica inversión económica y que sigue la corriente de recuperación de la crisis que parece estar tomando el país.