Más del 60% de las denuncias presentadas en 2014 en Valladolid por robo con violencia o intimidación eran falsas

La Policía advierte que presentar una denuncia falsa es un delito.

Denunciante de entre 20 y 22 años:

 

Con la denuncia pretende evitar la posible reprimenda por parte de sus padres por haber perdido o extraviado los efectos denunciados como consecuencia de un descuido (denuncian hurtos en vía pública o en establecimientos de ocio), y desconocen, en la mayoría de los casos, el aspecto de la cobertura del seguro.

 

Denunciante mayor de 22 años:

 

El robo o hurto es inexistente, lo que convierte la denuncia en una estafa pura y suele ser para sufragar gastos varios, como vacaciones, facturas, regalos,  etc.)

 

Hurto o extravío de efectos .

 

Haber consultado a su corredor de seguros que les han robado (no discriminan si es un hurto o robo con violencia), y éste les informa que si no hay violencia el seguro no se hace cargo y por lo tanto cuando se personan en estas dependencias formulan la denuncia en ese sentido.

 

Aconsejados por terceras personas, familiares, amigos, conocidos que conocen la cobertura del seguro por Robo con Violencia o Intimidación.

 

Por haber estado implicado en alguna pelea donde han perdido algún efecto.

 

Justificar ante pareja, familiar o jefe un gasto injustificado o excesivo (pérdida, drogas, máquinas recreativas, etc).

 

Situación económico-laboral difícil, por lo que el dinero que ingresan en el domicilio o negocio, no llega para cubrir los gastos básicos.

 

Teléfono dañado o estropeado.

 

 

La Policía de Valladolid ha advertido un desproporcionado incremento de las denuncias falsas por robo con violencia o intimidación en los dos primeros meses de este año, hasta el punto de que más del 60 % de las denuncias presentadas por este concepto eran en realidad falsas y tenían el único objetivo de defraudar a la compañía de seguros del denunciante.

 

El Grupo 3º de la Comisaría de Delicias ha llegado a esta conclusión tras cotejar los datos de enero y febrero de este año con los del mismo periodo de los dos años anteriores. En lo que va de año se han presentado 35 denuncias por robo con violencia o intimidación, de las que, después de la correspondiente investigación, se demostró que 22, el 62,8 %, eran falsas. Esta cifra supone un notable incremento frente a las denuncias falsas presentadas en años anteriores en el mismo periodo: 12 sobre 33 en 2013, el 36,4 %; y 15 sobre 31 en 2012, el  48,4  %.

 

Como consecuencia de la experiencia y de los hechos investigados por este grupo operativo, se puede determinar que el objetivo de esta actitud de los denunciantes es estafar al seguro del hogar, que cubre este tipo de ilícitos en un porcentaje aproximado del 90 %, y en los que, generalmente, entre los efectos denunciados, se encuentra un terminal de telefonía de última generación.

 

Ante este alarmante aumento de denuncias falsas la Policía advierte de las consecuencias en las que puede incurrir el denunciante si se demuestra que los hechos no han ocurrido o no han sido tal y como los ha plasmado en su denuncia y de las que no suele ser consciente:

 

La presentación de una denuncia falsa conlleva la comisión de un delito que acarrea la adjudicación de antecedentes penales al denunciante, una sanción económica que dictan los Juzgados competentes y los costes procesales.