Más de medio millón de personas están en riesgo de pobreza o exclusión en Castilla y León

POBREZA, MENDIGO, POBRE

La tasa de riesgo de pobreza desciende un 1,3% en el periodo 2009-2013 en la Comunidad.

Un total de 524.134 habitantes de Castilla y León se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión, lo que supone 42.404 más que en 2009, según los datos del cuarto informe sobre 'El Estado de la Pobreza en España' que ha presentado este martes la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN) y que analiza la evolución del indicador europeo AROPE (combina la renta con las posibilidades de consumo y el empleo) entre los años 2009 y 2013.


Según estas cifras, la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social en la Comunidad pasa del 22,1 por ciento en el ejercicio 2009 a 20,8 en 2013, lo que supone un descenso del 1,3 por ciento.

De hecho, según este informe, el norte de España mantiene tasas menores de pobreza y/o exclusión social, como en el caso de Castilla y León, por debajo de la media nacional. Además, el trabajo concluye que comunidades como Galicia, Castilla y León y Canarias han reducido el porcentaje de su población en riesgo de pobreza o exclusión social.

Asimismo, el informe puntualiza que la tasa de personas en Castilla y León en riesgo de pobreza se sitúa en el 17,5 por ciento y la de población con carencia material severa en el 1,8 por ciento, con 37.818 personas, lo que supone 5.890 menos que en 2009 (el 0,3 por ciento menos).

También indica que la de personas viviendo en hogares con baja intensidad en el trabajo (0 a 59 años) está en el 12,8 por ciento, con 208.674 castellanoleoneses de una población de 1.630.269 ciudadanos de esa franja de edad, lo que supone 73.956 personas más (4,5 por ciento).

El documento distingue los niveles de pobreza, según los cuales un 3,5 por ciento de la población total de Castilla y León está en situación de pobreza severa (86.881 personas) y un 13,9 por ciento en situación de pobreza (342.226 habitantes).

En concreto, el citado informe refleja que la evolución regional de la pobreza en Castilla y León ha descendido con respecto a 2009, de 391.287 personas en riesgo de pobreza en 2009 a 367.675 en 2013 --el 17,2 por ciento de la población--, lo que supone una caída de 23.612 personas, 1,3 puntos porcentuales menos.

Durante los años de la crisis, la pobreza se ha reducido en la ciudad autónoma de Melilla y las comunidades de Galicia, Madrid, Murcia, Canarias, Castilla y León y Cataluña. En su conjunto, el descenso de la tasa en esas regiones supone que 423.506 personas han salido de la pobreza.

DATOS TOTALES

El 27,3 por ciento de la población de España, más de 12,8 millones de personas, se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión, cifra que se ha incrementado un 2,6 por ciento desde el año 2009, es decir, 1.320.216 personas que han caído en esta situación de vulnerabilidad y que antes, no lo estaban.

Los datos, del Instituto Nacional de Estadística y trabajados por el sociólogo autor del informe Juan Carlos Llano, revelan un descenso lento pero continuado de la tasa AROPE hasta poco antes del comienzo de la crisis y un cambio a partir de 2008, cuando empezó a subir desde el 24,5% de la población hasta el 27,3% registrado en 2013.

Aunque el crecimiento del riesgo de pobreza y exclusión se ralentizó desde 2010 y en 2013 sólo creció un 0,1%, la EAPN descarta que tenga que ver con una mejora de la situación: "Se explica como un mero efecto estadístico causado por la reducción de ingresos en amplias capas de la población --baja el umbral de pobreza--, a lo que debe añadirse que el retorno de inmigrantes pobres a sus países de origen", explica el informe.

También se ha producido otro cambio estadístico en el modo en que el INE recoge los datos. Si en 2013 se aplicase el criterio que regía desde 2004, el indicador Arope seria un punto mayor, es decir, un 28,4 por ciento de la población en riesgo de pobreza y exclusión frente al 27,3 que reflejan los datos tras la modificación.

JÓVENES Y NIÑOS, LOS MÁS AFECTADOS

La situación varía en función de los perfiles. Al cierre de 2013 el colectivo más afectado era el de jóvenes entre 16 y 30, con un 33% en riesgo de pobreza y exclusión, seguido de los niños, con un 31,9 por ciento. En total, la tasa de pobreza infantil para menores de 16 años es del 26,7%, seis puntos por encima del conjunto de la población.

Arope analiza tanto la tasa de pobreza relativa, que afecta al 20,4% de la población de España (un 6,06% es severa), como la privación material severa, en la que vive el 6,2% de los ciudadanos, y la baja intensidad del empleo, que tocaba en 2013 al 15,7% de los habitantes del país.

Según ha explicado el presidente de EAPN España, Carlos Susías, estos tres problemas coinciden en el 1,8% de la población, "posiblemente el núcleo donde estén las situaciones más duras de pobreza". Aumenta así la pobreza y esta pobreza tiene más intensidad. "Ha desaparecido una buena parte de la clase media, que ahora es baja", ha comentado Malgesini.

CRECE LA PRIVACIÓN MATERIAL SEVERA

Sobre Privación Material Severa, el informe indica un aumento del 38% (del 4,5% al 6,2%) entre 2009 y 2013, es decir, hay casi 3 millones de personas, 800.000 más que antes de la crisis, con dificultades para alimentarse adecuadamente, que tienen que retrasar pagos de su vivienda, que no pueden caldearla en invierno o que no tienen capacidad para afrontar ni un gasto imprevisto.

En paralelo, la población que vive en hogares con baja intensidad de empleo (BITH) es más del doble que en 2009 y alcanza al 15,7% de los ciudadanos hasta 59 años de edad, un total de 5.694.683 personas. Además, según el informe, en 2013 el 11,7% de las personas en situación de pobreza tenían empleo, "lo que viene a demostrar que no cualquier trabajo protege" de la exclusión.

Conforme ha detallado la responsable de Asuntos Europeos e Incidencia Política de la EAPN, Graciela Malgesini, con datos de Eurostat cerca del 12 por ciento de todos los trabajadores de España están en situación de pobreza relativa porque ganan menos de la mitad de la mediana nacional.

DESIGUALDAD NORTE SUR

La desigualdad afecta al nivel territorial, sobre todo en la contraposición norte-sur: Navarra, País Vasco y Aragón tienen tasas de riesgo de pobreza y exclusión inferiores al 20% mientras Canarias Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía, oscilan entre el 35% y el 39%. El informe destaca el caso de Ceuta, donde casi la mitad de su población (47%) vive en esta situación.

Respecto a la privación material severa, se señala la gran variabilidad de la tasa de Privación Material Severa en los distintos territorios, que oscila entre el 0,6% de Navarra y el 15,3% en Ceuta. Aquí, no obstante, ha caído un 0,6% el volumen de personas en baja intensidad de empleo.

"La pobreza es resultado de un bajo nivel de empleo y un bajo nivel de políticas sociales, tanto rentas mínimas como elemento fundamental pero también los complementos por hijo a cargo. Las comunidades autónomas que han hecho inversiones fuertes en políticas sociales como País Vasco y Navarra tienen menos tasas", ha sentenciado Malgesini.

Susías ha añadido además "todos los indicadores" hasta 2012 indican que la ha golpeado con mayor dureza a la clase media. "Estamos hablando de pobreza en uno de los países más ricos del mundo y lo que distingue a estos países es la fortaleza de su clase media, por eso es importante que se siga manteniendo. Pedimos políticas para las clases medias, como la ayuda universal por hijo", ha destacado.