Más de medio millar de ciclistas en el Desafío Canal de Castilla

La prueba no competitiva ha recorrido 160 kilómetros desde la localidad palentina de Alar del Rey hasta la vallisoletana de Medina de Rioseco.

Más de medio millar de ciclistas procedentes de toda España han tomado literalmente el Canal de Castilla. Ha sido en la octava edición del Desafío Canal de Castilla que ha partido este sábado a primera hora de la localidad palentina de Alar del Rey para llegar, 160 kilómetros después, a Medina de Rioseco, concretamente a su dársena donde finaliza el Ramal de Campos.

 

Se trata de una iniciativa perfectamente consolidada y que no es competitiva, sino que se trata de una marcha cicloturista donde lo más importante es el reto de completar dos de los tres  ramales del Canal y disfrutar de paisajes y de poblaciones únicas. 150 ciclistas partían en autobús desde Medina de Rioseco y 250 lo hacían desde Valladolid. A las 10.30 horas se daba el pistoletazo de salida.

 

El pelotón invadía los caminos de sirga y hasta la localidad de Frómista se circuló de forma neutralizada. En la localidad palentina del románico se hizo parada para avituallamiento y a partir de este momento, ya cada ciclista recorrió el resto del trayecto a la velocidad preferida. Algún incidente sin importancia ha hecho que tan solo un puñado de participantes no hayan podido llegar a la meta.

 

Carlos Valdehornillos, uno de los organizadores de la prueba, explicaba que todo había discurrido con “normalidad”. Al final 515 valientes tomaron la salida. “Vienen de todos los puntos de España; los más lejanos han llegado de Ibiza, aunque los más numerosos son vascos, asturianos, gallegos y madrileños”, apuntaba.

 

Valdehornillos explica que el trayecto tiene “de todo”. “Zonas en muy buen estado y otras que incomprensiblemente parecen la selva virgen”. Hace casi una década, junto a sus amigos Isaac, Juan Carlos y Gonzalo, Carlos hizo el descenso desde Alar del Rey. En aquel momento ya fue visionario y les dijo “¿os imagináis por aquí 500 ciclistas?”. Este sábado 4 de junio se ha cumplido su sueño.

 

Aunque la competición no prevalecía en el Desafío Canal de Castilla, el primero en cruza la línea de meta (a las seis de la tarde) fue el vallisoletano Manuel Ortiz quien calificaba la prueba de “divertida”. “Es una de las rutas que merece la pena hacer en cualquier época del año”. Para Ortiz este era su tercer Desafío. Dice que la zona que más le ha gustado ha sido la más próxima a Medina de Rioseco.