Más de cien centros escolares se sumaron durante el pasado curso al programa Agente Tutor de la Policía de Valladolid

TRIBUNA

Inicialmente, en el mes de septiembre de 2013, fueron 21 los agentes asignados a 23 centros, si bien a medida que avanzó el curso el número se incrementó gradualmente.

Un total de 102 centros escolares se sumaron durante el pasado curso 2013-2014 al programa Agente Tutor desarrollado por la Policía Municipal de Valladolid, en el que participaron 82 miembros del cuerpo, según consta en el balance de dicha iniciativa dado a conocer este jueves.

 

Inicialmente, en el mes de septiembre de 2013, fueron 21 los agentes asignados a 23 centros, si bien a medida que avanzó el curso el número se incrementó gradualmente con nuevos colegios e institutos que mostraron interés y solicitaron la colaboración de la Policía, hasta alcanzar la cifra de 82 efectivos policiales y 102 centros escolares.

 

Asimismo, durante el curso se impartieron y realizaron 86 charlas y actividades compartidas con los alumnos bajo temas como 'Los riesgos de Internet y el ciberbullying', 'Conductas antisociales', 'Riesgos del consumo de alcohol y drogas' o 'Educación vial', entre otros.

 

Por otro lado, los tutores realizaron más de 300 visitas a los centros por iniciativa propia y 170 a requerimiento de otras personas, normalmente personal educativo, familiares o los propios jóvenes.

 

El agente tutor es un miembro de la Policía que está en contacto con todos los componentes de la comunidad educativa, como profesorado, padres, tutores, familiares y, sobre todo, alumnos.

 

Normalmente, el trabajo de campo lo desarrolla la Policía de Barrio en aquellos centros ubicados dentro de su zona de trabajo, donde conocen "sobradamente" la problemática existente, según las mismas fuentes.

 

A través de este contacto, de charlas, y de visitas periódicas o requerimientos concretos, tratan de dar soluciones a los problemas que pudieran presentarse con los alumnos tanto dentro como fuera de los centros educativos. Todos los Agentes participantes recibieron con anterioridad cursos de capacitación y actualización para realizar estos cometidos.

 

ASUNTOS TRATADOS

 

Los asuntos que acapararon gran parte de estas visitas fueron amenazas, agresiones, peleas y problemas de conducta; absentismo escolar; problemas familiares; pequeños hurtos de dinero o teléfonos móviles; posibles casos de acoso escolar entre alumnos; mediaciones entre padres y profesorado; alumnos excesivamente agresivos; un caso de 'sexting' --envío de contenidos eróticos o pornográficos a través de dispositivos móviles-- que se saldó con cuatro detenidos después de la oportuna investigación por parte del Cuerpo Nacional de Policía, y protecciones, vigilancias y seguimientos por estos y otros asuntos a la entrada, salida y recreos en los centros.

 

Junto con la Policía Nacional, se dieron 31 actuaciones informativas para prevenir el consumo de alcohol, tabaco o sustancias estupefacientes, así como su tráfico en los centros y su entorno.

 

En este sentido, se levantaron tres actas por consumo de estupefacientes (con un joven detenido por resistencia grave), un acta por posesión, otra por fumar dentro del centro y dos a alumnos que frecuentemente acudían a clase bajo influencia de bebidas alcohólicas (hecho que se puso en conocimiento de sus padres).