Más de 55.000 personas reciben la atención de Cruz Roja en Valladolid en los diez primeros meses del año

Imagen de la visita del delegado de la Junta, Pablo Trillo.

Cruz Roja ha atendido a 55.000 personas en los diez primeros meses de este año, mientras que en 2013 llegó a casi 70.000 personas en Valladolid, provincia en la que roza ya los 19.000 socios.

   

Así se ha puesto de manifiesto con motivo de la visita que ha girado a la sede provincial de esta Organización el delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo-Figueroa, y la gerente territorial de Servicios Sociales, María Ángeles Cantalapiedra, a quienes han recibido la presidenta provincial de Cruz Roja Española, Marta Varas, acompañada de la coordinadora provincial, Elisa Moral.

 

Tras una presentación de los programas y proyectos que realiza Cruz Roja en Valladolid, a través de los cuales el pasado año intervino con un total de 69.364 personas en la provincia, el delegado y la gerente han visitado el ciber-aula, el centro de contacto, el área de Empleo y el de Personas Mayores, entre otras, han informado a Europa Press fuentes de Cruz Roja.

 

Por un lado, el Plan de Empleo para personas en dificultad social que trabaja en una doble dirección: promover oportunidades de inserción y combatir la discriminación en el acceso al mercado laboral. Durante los primeros diez meses del año, Cruz Roja ha trabajado directamente con 1.790 personas, de las cuales 251 han accedido al mercado laboral.

 

El Plan de Empleo cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y la Junta de Castilla y León, a través del Programa Operativo Plurirregional Lucha contra la Discriminación.

 

En cuanto a la intervención con Personas Mayores, Cruz Roja ha trabajado con 7.085 personas. En esta área cabe destacar el programa de Ayuda a Domicilio Complementaria dirigido a prevenir el aislamiento y a favorecer el contacto y la participación social de las personas mayores a través del apoyo y acompañamiento del voluntariado tanto en el entorno domiciliario como fuera del mismo.

 

Dentro de este programa hay que señalar las actividades grupales como paseos saludables, el Espacio Mayores, tertulias, talleres de nuevas tecnologías y estimulación cognitiva.

 

También han visitado el Centro de Contacto desde el que se lleva a cabo la 'proximidad local', una metodología que pretende realizar un cambio en la forma de entender la intervención que permite actuar de forma más próxima, directa y ágil y proporcionar a las personas en mayor grado de vulnerabilidad del entorno local la atención social básica y la información necesaria para poder acceder y disponer de los recursos sociales para prevenir y minimizar los factores de riesgo y exclusión social.

 

DIFERENTES INTERVENCIONES

 

Trillo y Cantalapiedra han comprobado cómo se realizan las intervenciones de Cruz Roja que se traducen en distribución de alimentos, ayudas como lotes de higiene y apoyo económico puntual (suministro de agua, luz, alquileres).

 

A través de estas intervenciones directas frente a la crisis Cruz Roja ha cubierto durante el 2014 las necesidades básicas de 8.017 personas y ha realizado 17.967 entregas de bienes y prestaciones económicas.

 

Trillo se ha mostrado "impresionado" por la gran cantidad de tareas, programas y ámbitos de actuación a los que se dedica la organización y ha resaltado la labor "fundamental" de los 97 trabajadores de Cruz Roja Valladolid, de los 4.050 voluntarios y de los 18.939 socios que hay en la provincia y que permiten ayudar a los colectivos más vulnerables.

 

Además, tanto el delegado como Varas han destacado la buena marcha del trabajo en red establecido entre la administración y la organización, que les hace "ser más eficaces, diversificar las actuaciones y trabajar también de la mano de asociaciones de ámbito más específico".

 

Al término de la visita, Cruz Roja ha trasladado que su ritmo de actuaciones ha continuado en 2014 a un ritmo similar al del año pasado. Así, a fecha de 30 de octubre, la organización ha atendido a más de 55.000 personas, la mayoría de ellas por medio de labores de intervención social, medio ambiente, salud y formación.

 

Especialmente bueno ha sido el desarrollo del servicio de asistencia jurídica a víctimas de la violencia de género, que han empezado a ofertar este año y del que ya se han beneficiado más de 50 mujeres, ha señalado la Organización.