Más de 44.400 aspirantes para 1.734 plazas de acceso a la Escala de Cabos y Guardias de la Guardia Civil

Un total de 44.406 aspirantes de toda España participan este sábado en la primera de las pruebas selectivas para el ingreso en los centros docentes de formación que capacitan para el acceso a la Escala de Cabos y Guardias de la Guardia Civil.

Del total de aspirantes, el 18% son mujeres y el 82% restante hombres. La mayoría tienen una edad comprendida entre los 26 y los 29 años y optan a una de las 1.734 plazas ofertadas este año, el mayor número de los últimos cinco años.

Para la realización de esta primera prueba del concurso-oposición, el examen de conocimientos, se han establecido 16 sedes en todo el territorio nacional, distribuidas en Alicante, Ávila, Baeza, Cádiz, Islas Baleares, Las Palmas de Gran Canaria, León, Madrid, Mérida, Murcia, Oviedo, Tenerife, Sevilla, Valencia, Vigo y Zaragoza.

La fase de oposición se divide en cuatro pruebas: prueba de conocimientos, pruebas físicas, reconocimiento médico y entrevista personal.

Previamente, se ha llevado a cabo la primera fase, la de concurso, en la que se han evaluado los méritos que cada opositor añade a los requisitos mínimos exigidos para poder participar en estas pruebas selectivas.

Entre los opositores hay 46 que poseen un doctorado, 1.226 de ellos tienen un máster universitario, 4.454 son licenciados y 2.701 diplomados, teniendo otros formación profesional u otros estudios además de los que cuentan con los requeridos.

Atendiendo a la provincia desde donde provienen, destacan los más de 6.200 que lo hacen desde Madrid, seguidos por los 2.480 que tienen domicilio en Cádiz y los 2.472 de Sevilla.

La prueba practicada este sábado consiste en la realización de una serie de test sobre conocimientos teóricos, idiomas, ortografía y psicotécnicos.

PRUEBAS FÍSICAS

Los opositores que obtengan puntuación suficiente en esta prueba de conocimientos serán convocados para las pruebas físicas, que consistirán en la realización de una prueba de resistencia (carrera de un kilómetro de distancia), una prueba de velocidad (carrera de 50 metros) y una prueba de natación de 50 metros, así como una prueba de fuerza consistente en la realización de un número determinado de flexiones según el sexo.

Los que superen esta últimas pruebas serán sometidos a un reconocimiento médico que valorará su estado de salud y aptitud física, así como a una entrevista personal para evaluar su idoneidad psíquica para el puesto de trabajo al que optan.

Los aspirantes que culminen el concurso-oposición se incorporarán a la Academia de Guardias y Suboficiales de Baeza (Jaén) en el mes de octubre, donde recibirán su formación profesional durante un curso académico.