Más de 300 personas participarán en el proyecto deportivo “Un gol por la inclusión” en Valladolid

Los concejales Rafaela Romero y Alberto Bustos presentaron la iniciativa en el Ayuntamiento de Valladolid. TRIBUNA

El programa parte del firme convencimiento de que la educación física es una herramienta para el desarrollo personal y social de las personas.

Con el objetivo de promover “vínculos sólidos en la ciudad” entre las personas en exclusión o riesgo de exclusión social, el Ayuntamiento de Valladolid, Red Íncola y ACCEM ponen en marcha un programa de integración social a través del deporte, bajo el lema “Un gol por la inclusión”, en el que se prevé la participación de más de 300 personas.

 

El programa parte del firme convencimiento de que la educación física es una herramienta para el desarrollo personal y social de las personas, que es uno de los instrumentos para romper el círculo de exclusión social y promocionar hábitos saludables.

 

El concejal de Deportes, Alberto Bustos, señaló que el objetivo “no es competir, sino generar una dinámica de inclusión social”, para lo que el Ayuntamiento aportará instalaciones, personal y apoyo, dado que está “muy interesado” en que este proyecto salga adelante.

 

La concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero, por su parte, señaló que “en estos momentos, con el horror de hace unos días en París, están surgiendo, como efecto rebote, temas de xenofobia ante los que es necesario que hagamos una reflexión, contextualizando las cosas y evitando culpabilizar a quienes ya viven violencia y falta de posibilidades para llevar una vida con dignidad”, de modo que el deporte, dijo, “es una opción para que nos conozcamos y nos acerquemos a otras realidades, hoy más que nunca”.

 

La población beneficiaria del programa son personas jóvenes y adultas en riesgo exclusión social extrema: jóvenes que por su situación personal tienen graves problemas de autoestima, personas sin hogar, personas procedentes de otros países con graves problemas de integración socio-laboral, para quienes las bondades del ejercicio físico son tan evidentes como indiscutibles.

 

La identificación y captación de los beneficiarios se realiza a través de los diferentes proyectos sociales de la Fundación Red Íncola y la participación de otras entidades como Accem, Caritas, Adsis, Entreculturas (voluntariado) y otras. Las actividades, que se prolongarán desde noviembre a junio, se localizan en Valladolid, en entonos naturales y en instalaciones deportivas.