Más de 3.000 denuncias de consumo en 2013

La Junta refuerza el control con una campaña especial en Navidad en todas las provincias para asegurar los derechos de los consumidores con 300 inspecciones a establecimientos. Este año se han impuesto casi 400 sanciones por incumplimientos.

La Junta ha puesto en marcha una campaña de inspección de consumo coincidiendo con el periodo de Navidad, tal y como viene haciendo de forma periódica los últimos años, con el fin de verificar que los productos puestos a la venta cuentan con todas las garantía y la seguridad para los consumidores. Desde el 1 de enero hasta el 17 de diciembre de 2013 se han presentado un total de 3.079 denuncias en esta materia y se han resuelto 3.018. En Ávila ha habido 217 denuncias presentadas, Burgos ha tenido 424, León 720, Palencia 283, Salamanca 465, Segovia 80, Soria112, Valladolid 403 y finalmente en Zamora se han presentado 375.

 

Los objetivos concretos de esta campaña abarcan desde el control de la ofertas y promociones de los productos navideños, tanto alimenticios como industriales y juguetes, como la comprobación del grado de cumplimiento de la legislación de consumo en estos productos, en las hojas de reclamaciones y en el control de los precios.

 

En concreto la campaña se centra en los productos alimenticios específicamente navideños, que sólo se comercializan en estas fechas, en productos industriales que pueden ser objeto de regalo como son los electrodomésticos, productos informáticos, cámaras fotográficas y de video, juegos, textil, calzado, marroquinería y juguetes entre otros. Se están inspeccionando también las ofertas realizadas con publicidad expresa, tanto buzoneada, por correo, a través de páginas web, así como disponible en el propio establecimiento, o bien anunciada gráficamente en los medios de comunicación. Esta publicidad, folletos, catálogos y periódicos, se adjuntará en las actas de inspección.

 

Los inspectores de consumo elaboran un estudio del material publicitario que se realiza de forma previa a las visitas a los establecimientos. En cualquier caso la visita se convierte en imprescindible en aquellos en los que, principalmente tras el estudio de la publicidad, existan indicios de posibles incorrecciones. La programación de las visitas a los establecimientos por provincias se realiza de forma aleatoria y se distribuye por provincias de la siguiente forma: Ávila recibirá 16 visitas de inspección, Burgos 32, León 62, Palencia 26, Salamanca 40, Segovia 16, Soria 10, Valladolid 72 y Zamora 13. En total se realizarán como mínimo 300 inspecciones que se repartirán al 50 % entre jugueterías y establecimientos que venden otros productos navideños.

 

INSPECCIONES Y MULTAS

 

Durante el año 2013 se han realizado en Castilla y León 11.981 actuaciones de la inspección de consumo que se han repartido en inspecciones y tomas de muestras de productos alimenticios e industriales y de inspección de servicios. Estas actuaciones se han distribuido en 1.646 inspecciones de productos alimenticios, se han realizado también 9.015 acciones de inspección en productos industriales, y 1.320 inspecciones en el ámbito de los servicios.

 

El resultado ha permitido iniciar 432 expedientes sancionadores, de los cuales 62 corresponden a productos alimenticios, 183 a productos industriales y 187 a servicios prestados. El inicio de estos expedientes por los inspectores de consumo está motivado en la detección de la adulteración y fraudes de calidad, fraudes de peso, transacciones comerciales, irregularidades en precios, y en la normalización y condiciones de venta. Se han impuesto un total de 384 sanciones por un valor que asciende a los 554.912 euros. Se reparten entre alimentación (59 expedientes por valor de 57.143 euros), productos industriales (182 expedientes que ascienden a los 172.125 euros) y servicios, donde se han realizado 143 sanciones que ascienden a los 325.644 euros.