Más de 200.000 hogares de la Comunidad pueden perder ahorros por la crisis y "abusos bancarios", según Adicae

Junta directiva de Adicae en Castilla y León
Manuel Pardos Vicente, elegido presidente autonómico de la Asociación


VALLADOLID, 25 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) ha asegurado que más de 200.000 hogares de Castilla y León pueden perder ahorros a causa de la crisis y de los "abusos bancarios".

Adicae celebró el pasado sábado, 23 de marzo, su Congreso autonómico con la voluntad de "mantener el papel de la asociación como referente de la lucha de los consumidores por sus derechos ante las grandes corporaciones financieras y empresariales".

Según han señalado fuentes de Adicae en un comunicado recogido por Europa Press, la grave crisis económica que padece España "pasa factura muy especialmente a los pequeños ahorradores" ya que a la "difícil" situación de las familias afectadas por el paro y la merma de ingresos, se unen factores provocados por la propia banca como "el drama de las injustas quitas en las preferentes", el incremento de la comercialización de productos de riesgo, "el nulo control por los supervisores de las prácticas comercializadoras, el exponencial aumento de las comisiones", y las negativas perspectivas sobre Caja España-Duero.

Así las cosas, consideran que tres de cada cinco consumidores con capacidad de ahorro en la Comunidad "podrían ver comprometidos sus ahorros". De las casi 900.000 familias residentes en Castilla y León, la crisis ha traido como consecuencia que "apenas la mitad puedan permitirse el lujo de tener ahorrado algo de dinero".

Y de estas, más de 200.000 corren riesgo evidente de sufrir pérdida de ahorros debido a esta acumulación de circunstancias desfavorables, pues creen que "millones de euros están señalados por la banca; es la parte de su rescate que quieren cargar sobre los consumidores".

"FALTA DE TRANSPARENCIA"

Con respecto al proceso de fusión de Caja España-Duero, Adicae Castilla y León, ha denunciado una vez más "el oscurantismo y nula información de este grupo de cajas hacia sus clientes consumidores". Ante este "silencio", Adicae solicitará esta semana una reunión con los responsables de la entidad castellanoleonesa para que "informe claramente sobre la situación en que se encuentran los consumidores con algún tipo de producto comercializado por estas entidades y las perspectivas futuras para sus ahorros".

Para afrontar "los retos" que plantea a los consumidores castellano leoneses la crisis, la asociación celebró el sábado su Congreso autonómico en el que se renovaron los cargos directivos y se mantuvo la presencia mayoritaria de los consumidores en la dirección.

La nueva junta Directiva encabezada por Manuel Pardos Vicente como presidente y Francisco Llanos como vicepresidente, se compone de ocho miembros todos socios de base. Entre los objetivos de la nueva junta, la actuación para los próximos cuatro años destaca la de potenciar la presencia de Adicae en todas las provincias e impulsar la formación de comités de afectados de casos como preferentes o de cláusulas suelo.

15.000 AHORRADORES "ATRAPADOS"

Las consultas relacionadas con los problemas de los ahorradores castellanoleoneses, se refieren a comisiones en cuentas corrientes o depósitos de ahorro, publicidad engañosa y cláusulas irregulares en fondos de inversión, además de casos más puntuales de los últimos tiempos como la situación de las preferentes o la comercialización de valores del Banco Santander.

"En todos estos casos se sigue observando la desprotección que sufre el consumidor en su relación con las entidades financieras", han insistido las mismas fuentes, que han recalcado que sucede lo mismo con "las grandes empresas, ya que tampoco decaen las reclamaciones relativas a los servicios de luz, telefonía y nuevas tecnologías".

Por último, se han referido al séptimo aniversario del "grave fraude" de Forum-Afinsa y Arte y Naturaleza, pues consideran que se encuentra "atascado intolerablemente" en las diferentes vías procesales.

"Este grave escándalo financiero ha supuesto para nuestra Comunidad la pérdida de 450 millones de ahorros", han concretado, con una pérdida para las más de 30.000 familias afectadas. Por ello han vuelto a reclamar una "respuesta política inmediata".