Más de 2.000 personas se concentran en Medina en protesta por la muerte de María Henar

Concentración en Medina del Campo en protesta por el asesinato de María Henar.

Unas 2.000 personas se han concentrado en la Plaza Mayor de Medina del Campo (Valladolid) para manifestar su repulsa a la violencia de género tras la muerte de una joven del municipio, un acto de protesta que se ha trasladado a los juzgados entre gritos de "asesino".

 

La concentración silenciosa ha comenzado en torno a las 12.00 horas, cuando cerca de 2.000 personas se acercaron a las puertas del Ayuntamiento de municipio vallisoletano para mostrar su repulsa a este acto violento y respaldar a la familia de la fallecida.

 

Los miles de ciudadanos guardaron cinco minutos de silencio que concluyó con los aplausos de los congregados y el llanto de muchos vecinos que conocían a la familia de esta localidad de más de 20.000 habitantes.

 

En la cabeza de la manifestación estuvieron presentes la alcaldesa de Medina, Teresa López, y el subdelegado del Gobierno de Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, quien ha asegurado que el presunto asesino podría pasar a disposición judicial "entre hoy y mañana".

 

Tras este acto cientos de ciudadanos se trasladaron a la puerta de los juzgados donde se comenzaron a escuchar gritos de "asesino" y donde, a esta hora, permanecen los vecinos para reclamar justicia.

 

EL SINIESTRO

 

La mujer de 32 años, María del Henar G.L, ha fallecido este jueves en el Hospital Clínico de Valladolid tras haber recibido un disparo en la cabeza en plena vía pública en Medina del Campo a manos de su expareja.

 

Los hechos produjeron minutos antes de las 16.00 horas de ayer miércoles, cuando una persona disparó a la mujer en el Parque Agua Caballos de la localidad medinense.

 

Desplazados hasta el lugar los servicios de emergencias, la joven fue evacuada inmediatamente al Hospital Comarcal de Medina del Campo y, tras ser estabilizada, fue evacuada en UVI móvil al Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

 

El presunto responsable del disparo fue detenido con posterioridad por la Guardia Civil en la localidad palentina de Villarramiel, hasta la que había huido ya que allí, al parecer, cuenta con familiares, según informaron fuentes a Europa Press fuentes de la investigación.

 

La víctima, que presentaba una herida por arma de fuego en la sien, y su presunto agresor tienen un hijo en común de once meses.

Noticias relacionadas