Más de 150 voluntarios de Protección civil participan en una jornada sobre preparación psicológica para emergencias

TRIBUNA

El curso, impartido por psicólogos del Grupo de Intervención Psicológica en Desastres y Emergencias (Gipde) de Protección Civil, ha tenido una duración de cinco horas.

La Agencia de Protección Civil ha celebrado este sábado en Valladolid una jornada de formación destinada a más de 150 voluntarios e integrantes de los servicios intervinientes en emergencias (bomberos, policías y técnicos) sobre 'Preparación psicológica para las emergencias y desastres'.

 

El curso, impartido por psicólogos del Grupo de Intervención Psicológica en Desastres y Emergencias (Gipde) de Protección Civil, ha tenido una duración de cinco horas y se ha llevado a cabo en salón de actos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, informaron a Europa Press fuentes de la Junta.

 

Durante la jornada, los participantes recibieron formación en temas relacionados con el impacto psicológico de las intervenciones en los equipos de intervención, el perfil psicológico del personal de los servicios de intervención en emergencias y desastres, los valores y actitudes, o los primeros auxilios psicológicos para víctimas y familiares. Además de la parte teórica, los asistentes han tenido la oportunidad de realizar prácticas con los expertos del Grupo.

 

Esta unidad, formada por 70 psicólogos, se activa a cualquier hora los 365 días del año para actuar en "grandes catástrofes" y en aquellos incidentes "especiales" en los que, por el número de víctimas implicadas o por las características de los mismos, sea necesaria la intervención inmediata de un psicólogo en el lugar.

 

Hasta la fecha, el Gipde ha atendido a cerca de 600 personas en unos 200 incidentes, relacionados con accidentes de tráfico, en accidentes laborales, por fallecimientos repentinos o en intentos de suicidios. Concretamente, en el 2013 sus psicólogos han intervenido en más de 20 incidentes y han atendido a unas 80 personas.

 

Cabe destacar el accidente de autobús de Tornadizos, donde atendieron durante varios días a las familias de ocho de las víctimas del accidente o el accidente en el Pozo de los Humos (Salamanca), donde estuvieron durante una semana prestando atención psicológica a los familiares de un joven que falleció ahogado.

 

Además de movilizarse en todas aquellas ocasiones en la que es necesaria su presencia, los psicólogos de Gipde también han colaborado con la Junta en cursos de formación para policías locales y bomberos, donde se explica cómo poder afrontar determinadas situaciones y emergencias, o en simulacros de la Agencia, cuyo objetivo es que "todos" los organismos estén "perfectamente" preparados para afrontar cualquier tipo de situación extraordinaria o de emergencia.