Más de 13.000 profesionales del campo tiene como único ingreso las ayudas de la PAC

El valor de estas subvenciones asciende a 114 millones de euros.

La secretaria general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha cifrado en 13.325 los beneficiarios de Castilla y León que tienen como único ingreso las ayudas de la PAC por un importe de 114 millones de euros.
 


Según ha explicado García Tejerina, estos beneficiarios tienen un año para formalizar su situación tras la definición de agricultor activo aprobada la pasada semana en la Conferencia Sectorial de Agricultura que excluye de la percepción de ayudas aquellos cuyas ayudas directas superen el 80 por ciento del total de sus ingresos agrarios.
 

Dicho esto, García Tejerina ha aprovechado la ocasión para aclarar que la nueva PAC tiene como principal objetivo centrarse en las explotaciones activas por lo que ha asegurado que no se pretende expulsar a nadie del sector, por lo que ha abogado por "todas las cautelas" a este respecto.



Respecto a la definición del agricultor activo, donde Castilla y León defendió una postura de Comunidad para que las ayudas sólo llegasen a los perceptores con un 50 por ciento de ingresos por la actividad, la secretaria general ha recordado que otras autonomías abogaron por un 90/10 y ha asegurado que el 20 por ciento establecido por el Magrama es "más prudente" y "cauteloso" ante situaciones de riesgo de una mala cosecha o de unos malos precios, por ejemplo.



En este sentido, ha insistido en la necesidad de "dar un margen" hasta saber qué efectos se producen sin llegar a forzar en exceso ese porcentaje.



Por otro lado, la secretaria general de Agricultura y Alimentación se ha mostrado convencida de que Castilla y León va a salir fortalecida del reparto de los fondos para el Desarrollo Rural ya que el 21,7 por ciento de las aportaciones del Estado para esta materia serán para la comunidad castellanoleonesa.



"Es la comunidad más beneficiada, sin ninguna duda", ha aseverado García Tejerina quien, tras recordar que Castilla y León recibirá 120 millones de euros más en la nueva programación, ha cifrado en un 57 por ciento lo reasignado a la Región del denominado 'segundo pilar', dos puntos más que en el periodo anterior, hasta alcanzar el 12 por ciento.



García Tejerina, que se ha reunido este lunes con los representantes de las organizaciones profesionales agrarias para explicar los pormenores de la nueva PAC y de los nuevos conceptos sobre el Desarrollo Rural, ha significado los 17 millones de euros comprometidos para la remolacha en forma de ayudas acopladas si bien ha aclarado que estas ayudas tendrán que ser definidas ahora para decidir si son lineales o si se contemplan diferencias productivas.



AYUDAS DE LA REMOLACHA A LA HECTÁREA



"Es probable que sean a la hectárea porque es más sencillo que gestionar", ha augurado la secretaria general de Agricultura y Alimentación, para quien el reparto de las ayudas asociadas será "muy positivo" para Castilla y León ya que, conceptos como que el 2 por ciento del primer pilar sea para la inclusión de jóvenes, beneficiará a esta Región por su mayor incorporación.



Entre otros de los temas pendientes de concretar, García Tejerina ha citado el modelo de regionalización, "muy a la medida de la situación española", y que rondará en torno a las 22 y 24 zonas a nivel nacional de las que entre 10 y 15 corresponderán a Castilla y León donde ha garantizado la estabilidad de los apoyos sin grandes trasvases entre territorios y sectores.
 

En cuanto a la decisión final del Ministerio de fijar un 12 por ciento para los pagos acoplados y no el 15 por ciento que permite Bruselas, la secretaria general ha recordado que esos fondos se detraen del sobre general y de otros cultivos, como los cereales, por lo que ha defendido que el porcentaje inicial es "suficiente" para cubrir las necesidades analizadas.
 

García Tejerina ha apostado a este respecto por realizar un seguimiento muy estrecho para analizar la evolución de los sectores a los que se han destinado las ayudas acopladas ante las posibilidades de modificación antes del 1 de agosto de 2016 para aumentar los apoyos o ampliar a otros sectores.
 

Por parte de las organizaciones profesionales agrarias, todos han coincidido en reconocer el incremento de los fondos en materias como el Desarrollo Rural pero han cuestionado el nuevo reparto (70 por ciento de la Junta y 30 por ciento del Estado frente al anterior 50/50) y han reclamado llegar al máximo permitido en las ayudas acopladas, donde se perjudica a la ganadería, y han puesto especial atención también en el cultivo de la remolacha donde lo comprometido "se queda corto".



Del mismo modo, han vuelto a reivindicar la postura de Comunidad respecto al agricultor activo y han advertido de que la nueva PAC pueden convertir a los agricultores a tiempo principal en "una especie en extinción".



Además, han cuestionado el "monólogo" de García Tejerina en su exposición y la han llegado a acusar de haber "echado en cara" a los representantes de las organizaciones profesionales agrarias las diferentes posturas entre las autonomías.