Más de 1.500 profesionales pondrán en marcha la nueva Estrategia de salud pública

Sanidad planifica la implantación y el desarrollo de programas que inciden sobre los determinantes de la salud, para mejorar el bienestar de los ciudadanos al incrementar el nivel de salud en todas las etapas de la vida

La Junta de Castilla y León ha elaborado la Estrategia de salud pública 2013-2015, que nace con un claro objetivo: preservar, proteger y promover la salud de los ciudadanos. Para ello, la Consejería de Sanidad pretende mantener y mejorar los niveles de bienestar y de salud de los ciudadanos, sin quedarse para ello únicamente en iniciativas y programas organizados y desarrollados por la Administración sanitaria, sino buscando la implicación de la sociedad castellana y leonesa en su conjunto.

 

Para llevarla a cabo, participarán más de 1.500 profesionales, en su mayoría farmacéuticos y veterinarios, que forman los servicios de salud pública de Castilla y León y desarrollan su trabajo en cada una de las zonas básicas de salud.

 

La salud pública, como concepto, se define como las actuaciones de diversa índole organizadas por las administraciones públicas para preservar, proteger y promover la salud de la población, combinando para ello ciencias, habilidades y actitudes a través de acciones colectivas o sociales.

 

Las prestaciones de salud pública comprenden la promoción de la salud, su protección, la información y la vigilancia epidemiológica, la prevención de enfermedades, la ordenación y la inspección sanitaria, la seguridad alimentaria, la promoción y la protección de la salud ambiental, la ordenación y la inspección farmacéutica, la promoción y protección de la salud laboral y el control analítico en laboratorios, además de la puesta en marcha de acciones encaminadas a favorecer e incentivar la propia capacitación de la población para proteger su salud individual y mejorar su bienestar.

 

Desde esta situación de partida, la Junta de Castilla y León, en el ámbito de los compromisos en materia de política sanitaria para la presente legislatura, ha incluido la creación de esta Estrategia de salud pública 2013-2015, entendiéndola como un impulso para actuaciones que puedan influir positivamente sobre los determinantes de la salud de las personas.

 

Para ello y partiendo del III Plan de salud de Castilla y León, se han tenido en cuenta datos relativos a la estructura y densidad de la población, los indicadores económicos, niveles de estudios, la esperanza de vida, la mortalidad y la morbilidad, la percepción del estado de salud, los estilos de vida, la estructura de los recursos humanos dedicados a la prestación de salud pública, los programas de vacunación, los controles e inspecciones en el campo alimentario y ambiental, los recursos presupuestarios disponibles y, finalmente, las encuestas de opinión y satisfacción.

 

El fruto de este trabajo, la Estrategia de salud pública 2013-2015, apuesta por potenciar las actividades de la Administración sanitaria, de manera que sea reconocida por ciudadanos y por otras administraciones como referente clave en las políticas dirigidas a la mejora de la salud de los castellanos y leoneses; y por establecer y fortalecer alianzas con diferentes agentes sociales y profesionales, para fomentar la educación para la salud y la promoción de su bienestar por parte de los propios ciudadanos, a través de la adopción de hábitos saludables.

 

Liderazgo, profesionales, alianzas y territorialidad

Sanidad considera que debe liderar en el campo de la salud pública la coordinación de esfuerzos para proteger, mantener, promover y restaurar la salud de la población, para lo que la Administración cuenta con el buen hacer de sus profesionales en lo referido a la valoración de necesidades, riesgos y respuestas y con el desarrollo de alianzas trabadas con todos los actores implicados, sean éstos de distintos ámbitos sociales y profesionales, adecuándose necesariamente en la prestación de servicios a un más eficiente despliegue territorial.

 

Estos cuatro valores -liderazgo, profesionales, alianzas y territorialidad- caracterizan de forma transversal la Estrategia que, en sus áreas de actuación, se estructura en un modelo denominado ‘R.E.S.C.A.T.E’, en el que dan cabida al complimiento de las competencias en salud pública, integradas con otras intervenciones integrales para un adecuado desarrollo y una correcta evaluación.

 

El acrónimo ‘R.E.S.C.A.T.E.’ define siete ámbitos de intervención con una serie de objetivos específicos planteados para el logro de un fin último y que son: ‘R’, de 'Riesgo', cuyo objetivo final es la reducción de riesgos para la salud vinculados a los alimentos o al entorno (protección de la salud); ‘E’, de 'Enfermedad', que busca reducir la probabilidad de aparición de las enfermedades y sus consecuencias (prevención de la enfermedad); ‘S’, de 'Salud', para favorecer la capacitación de la población para mejorar su propio nivel de bienestar (promoción de la salud); ‘C’, de 'Conocimiento', como vía para aumentar el conocimiento sobre el estado de salud de la población y sus determinantes (sistemas de información, vigilancia e investigación en salud pública); ‘A’, de 'Autoridad', que permita promover las garantías en la prestación de servicios y actividades relacionadas con la salud (autoridad sanitaria, ordenación e inspección); ‘T’, de 'Transversal', para la puesta en marcha de aquellas acciones que permitan la mejora en el desempeño de las funciones y servicios de salud pública (cartera de servicios, adecuación a la organización territorial, formación continuada,…); y ‘E’, de 'Evaluación', como procedimiento evaluador a través del establecimiento de indicadores para el seguimiento de los diferentes objetivos generales y específicos expresados por la Junta de Castilla y León en su ‘Estrategia de salud pública 2013-2015’.

 

Entre los objetivos específicos perseguidos, en cada uno de los ámbitos de intervención, destacan:

 

• Protección de la salud (‘R’, de Riesgo): creación de la red de laboratorios de salud pública de Castilla y León; potenciación de mecanismos de autocontrol, supervisión y auditoría interna, tanto en el control sanitario oficial de alimentos como en el de vigilancia sanitaria de las aguas de consumo humano; y adaptar el programa de control de riesgos biológicos, los asociados a productos químicos, alérgenos y otros contaminantes ambientales y los específicos de vigilancia de riesgos físicos, a la sistemática de evaluación de riesgos y a una gestión basada en la evidencia.

 

• Prevención (‘E’, de Enfermedad): puesta en marcha del calendario de vacunaciones sistemáticas del adulto en Castilla y León y actualización del infantil, en el marco del Sistema Nacional de Salud; impulso a la coordinación entre programas preventivos y su ejecución asistencial; y actualización, basada en la evidencia científica, de los programas de prevención y detección precoz de cáncer ginecológicos y colorrectal, a través del impulso del consejo genético, de enfermedades congénitas e hipoacusia y de la hipercolesterolemia familiar, con el fin de optimizar sus resultados.

 

• Promoción de la salud (‘S’, de Salud): una mayor visibilidad social de la salud pública; ‘La salud en los medios’, como vía de colaboración, información y formación a través de los medios de comunicación social; plan coordinado de lucha contra la obesidad infantil; mejora de la salud individual por medio de la identificación y difusión de una alimentación correcta y equilibrada y del fomento de la actividad física entre la población castellana y leonesa; red de promotores de vida saludable de Castilla y León; e incentivación de la participación y la implicación comunitaria en programas de salud pública que informen a la población sobre hábitos y estilos de vida saludables, así como en la formación para detectar la normalidad en salud.

 

• Información e investigación en salud pública (‘C’, de Conocimiento): fomento de la investigación en salud pública; integración de los sistemas de información de interés en salud pública; monitorización de los factores de riesgo para la población, con la participación de la Red Centinela Sanitaria de Castilla y León; encuesta autonómica de salud, estudio sobre alimentación y nutrición y actualización de los factores de riesgo cardiovascular; potenciación de los sistemas de vigilancia epidemiológicos y microbiológicos; registro de enfermedades raras y potenciación de la información sobre el cáncer; creación e integración, en el resto de sistemas de información sanitaria, de uno referido a la salud laboral.

 

• Ordenación, inspección y control (‘A’, de Autoridad): con el objetivo de mejorar la calidad y la seguridad en la atención sanitaria, impulso a las actividades de control e inspección en centros, establecimientos y servicios sanitarios, así como de los requisitos mínimos para su instalación y funcionamiento; desarrollo normativo de la Ley de ordenación farmacéutica, de la norma sobre control de aguas de consumo humano y de los mecanismos de control y limitación establecidos por la Ley autonómica de salud pública y seguridad alimentaria; y adaptar las herramientas de gestión de protección de la salud a las nuevas tecnologías, modernizando y facilitando los procedimientos a ciudadanos y empresas.

 

• Actuaciones transversales (‘T’, de Transversal): cartera de servicio en salud pública; reestructuración territorial de los servicios de salud pública y diseño de la carrera profesional de sus profesionales; facilitar la transparencia en la gestión, mejorando la información al ciudadano; alianzas con otras administraciones y sectoriales -como el agroalimentario y el educativo-, con asociaciones de profesionales y con organizaciones comunitarias, familiares y de pacientes; instaurar procedimientos de calidad y de mejora continua en las actuaciones de salud pública y auditorías externas en el ámbito del control oficial sanitario, como herramienta de acreditación y calidad; y desarrollo reglamentario del gabinete de crisis en salud pública.

 

• Indicadores y evaluación (‘E’, de Evaluación): definición y cualificación de los indicadores y cuantificación de intervenciones a realizar relacionadas con cada uno de ellos y con los objetivos que expresan, como fórmula de evaluación del cumplimiento de la ‘Estrategia de salud pública de Castilla y León 2013-2015’.