Más cálida y seca de lo habitual en toda España, la primavera que nos viene

Predcción para primavera 2016

La primavera de 2016 será más cálida y más seca de lo habitual en prácticamente toda la península, según las predicciones de Eltiempo.es, Mar Gómez. 

Las predicciones estacionales se elaboran a través de un estudio comparativo que determina lo que es normal en una época determinada del año. Así, comparando los datos habituales registrados en los meses de primavera meteorológica --marzo, abril y mayo-- se ha determinado que la temperatura media en España se sitúa en 13,6ºC.

Partiendo de este dato, Gómez ha explicado que, las previsiones para los tres próximos meses del año auguran una primavera con temperaturas por encima de la media en toda España, pero especialmente en el este, centro peninsular y Baleares.

Concretamente, ha explicado que en esta zona las temperaturas pueden estar alrededor de entre 1ºC y 2ºC por encima de lo normal, mientras que en el resto del país, las anomalías pueden estar, como mucho, 1ºC por encima de la media.

En cuanto a las precipitaciones, la meteoróloga ha señalado que es probable que se registren por debajo de la media en el este y sur peninsular, así como en toda la cuenca del Mediterráneo occidental, lo que incluiría las Islas Baleares. En este sentido, Gómez ha puesto el acento en provincias como Murcia, Alicante o Valencia, en donde las lluvias ya suelen ser escasas pero que, este año, sufrirán sequías aún más pronunciadas.

Esta tendencia que se registra en España será similar en el resto de Europa, en donde, en general, se espera una primavera más cálida de lo habitual, especialmente en el oeste de la cuenca Mediterránea y en el este de Europa. Por el contrario, se esperan que continúen las temperaturas más bajas de lo normal en zonas del Atlántico Norte.

UNO DE LOS INVIERNOS MÁS CÁLIDOS DE LA HISTORIA

La primavera llega después de un invierno cálido. Gómez ha indicado que diciembre registró temperaturas medias en España de 10ºC que supera en 2ºC la media habitual del último mes del año (respecto al periodo de referencia de 1981-2010). De hecho fue el segundo diciembre más cálido desde 1961, es decir, desde que se tienen registros en el país.

Además, ha destacado una advección cálida de una masa de aire subtropical que propició la subida de las temperaturas hasta alcanzar valores poco propios del mes, llegando hasta los 25ºC en el Cantábrico.

En este sentido, ha recordado que estas altas temperaturas, el fuerte viento y el carácter extremadamente seco del mes contribuyeron a la propagación de graves incendios en el norte peninsular, especialmente en Cantabria, Asturias y País Vasco. La precipitación media en diciembre estuvo, además, un 80 por ciento por debajo de lo normal.

Durante el mes de enero ha seguido esa tendencia cálida, según ha apuntado Gómez, que destaca que fue el enero más cálido desde 1961 con temperaturas de 30ºC en Canarias. De hecho, se batieron varios récord, no solo en el archipiélago, sino también en el norte de España, donde llegaban hasta los 25,1ºC en Santander, 23,4ºC en Oviedo, 20,3ºC en Santiago de Compostela o 17,2ºC en Valladolid.

La meteoróloga de Eltiempo.es ha apuntado que, aunque antes de que llegara febrero el invierno se había dejado sentir poco y ha sido en este mes cuando han llegado dos masas de aire frío polar espaciadas en el tiempo y que han dejado un ambiente más gélido como nevadas copiosas, principalmente en zonas de montaña.