Martínez Bermejo ubica en el 15 de junio el fallecimiento del joven hallado en Valladolid

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, ha situado en torno al 15 de junio el fallecimiento del joven de 19 años cuyo cadáver ha sido hallado hace unos días en una casa semiabandonada del callejón de la Alcoholera de la capital.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el representante gubernativo ha incidido en que la autopsia realizada al cuerpo del joven de 19 años, identificado como R.V.F, ha confirmado que el fallecimiento fue por una causa violenta.

  

Aunque su declaración oficial como desaparecido no se comunicó hasta el pasado 21 de junio, Martínez Bermejo ha matizado que la última vez que se le vio con vida fue el día 15, "que es cuando en desgracia pudo producirse la muerte".

  

El subdelegado ha apuntado que el cuerpo se encuentra "en avanzado estado de descomposición" y ha recalcado que el proceso de investigación podría tener una "resolución" de forma "inmediata".

  

Efectivos de la Policía Nacional hallaron el cadáver del joven de 19 años con signos de violencia y en avanzado estado de descomposición en una casa semiabandonada ubicada en el Callejón de la Alcoholera de Valladolid, según han informado a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Valladolid.

  

En concreto, el hallazgo del cadáver se produjo cuando una patrulla de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Valladolid perseguía a un grupo de jóvenes en torno a las 4.00 horas de la madrugada del pasado viernes quienes se habrían introducido en una casa semiabandonada, de las denominadas 'molineras', ubicada en el Callejón de la Alcoholera con el fin de robar plantas de marihuana.

  

Una vez en el lugar y tras detener a estos cuatro jóvenes que había accedido a esta vivienda los efectivos registraron el inmueble, que estaba en estado de semiabandono, y hallaron en su interior una habitación cerrada y sellada. Así, al abrir la puerta, percibieron un fuerte hedor y encontraron en su interior los restos humanos en avanzado estado de putrefacción, tapados con una manta y con evidentes signos de muerte violenta.