Martínez Bermejo reconoce que “cuesta hablar” con el alcalde de Valladolid…

Antonio Martínez Bermejo, presidente del Partido Popular Valladolid. JORGE IGLESIAS

El presidente del grupo municipal popular tiende la mano a retomar las conversaciones “mañana, tarde y noche” con Óscar Puente.

El presidente del grupo municipal del Partido Popular de Valladolid, Antonio Martínez Bermejo, ha reconocido que con “el alcalde cuesta hablar” y que sin embargo con el resto del equipo de Gobierno “hablamos sin problema”. Martínez Bermejo ha escenificado en una rueda de prensa que las relaciones del principal partido de la oposición están prácticamente rotas con el regidor de Valladolid.

 

A pesar de ello, el presidente de los populares en el Ayuntamiento de Valladolid ha tendido su mano “a sentarnos en una mesa, mirarnos a los ojos y que nos digan lo que nos tengan que decir. Queremos que nos comprometan, porque para hablar de falta de lealtades, lo primero que tienen que hacerte es comprometernos”.

 

“Yo estoy dispuesto a hablar con el alcalde mañana, día y noche.  Pero sinceramente creo que su empatía con los que no pensamos igual que él es muy pequeña; no solo con el Partido Popular sino también con Ciudadanos y con el concejal no adscrito. Y empieza a haber problemas de empatía  dentro del Gobierno”, ha sentenciado.

 

Martínez Bermejo ha recordado el episodio en el que llamó por teléfono al alcalde en plena rueda de prensa. “Tuve que llamar en directo porque había rechazado por dos veces hablar conmigo. Él lo aprovechó para una actuación teatral”, dice el popular, quien confirma que ya no han vuelto a hablar más y que la conversación no fue “muy productiva”. “Uno hablaba de manzanas y el otro de melocotones”.