Marta Domínguez: "Hay mucho hijo de puta por ahí que no dice la verdad, pero nadie me ha llamado tramposa"

La exatleta Marta Domínguez, sancionada por superar los niveles del pasaporte biológico, asegura que hay "una mano negra" y "una persona que me quiere joder", defiende la limpieza de su palmarés y reconoce que entrar en política con el PP le perjudicó.

La ex atleta española Marta Domínguez, sancionada con tres años de inactividad por dopaje, se defendió de las acusaciones y de la sentencia publicada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y aseguró que el pasaporte biológico "no es cien por cien fiable", motivo por el que sigue peleando "para conseguir la inocencia". "No sé por qué estoy en el disparadero. No sé si hay una mano negra, no encuentro la explicación (...) Lo que sí sé es que hay una persona que me quiere joder", indicó Marta Domínguez en declaraciones a 'El partido de las 12' de la Cadena Cope, donde defendió que el pasaporte biológico no es un elemento fiable para medir valores relaciones con un posible dopaje.

 

"Nadie me va a quitar esa medalla y esos títulos. Me duele, pero sé lo que he sido, lo que soy y lo que me ha costado llegar hasta aquí. Están ganados en mi corazón y en mi mente", añadió Marta, molesta en algunas fases de la entrevista, donde dejó claro que "la sanción no da a lugar" porque ella se encuentra retirada. "Esa sanción no vale para nada. La recurro porque soy inocente", espetó.

 

Además, Marta Domínguez señaló a su exentrenador Mariano Díaz, que le acaba denunciando. "Me denuncia porque decidí cambiar de entrenador y denuncia a César Pérez, al que llama 'camello' de la Blume --residencia de atletas--. Cuando una persona deja de ganar dinero deja de hacer muchas cosas", comentó Domínguez, que encuentra un complot en las instituciones internacionales.

 

"Salí absuelta de la Federación Española de Atletismo (RFEA). Sin embargo, la internacional (IAAF) y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) no están de acuerdo con esa resolución y lo llevan al TAS. No hemos podido defendernos como nos hubiera gustado. Además en el jurado, uno de ellos, es de la otra parte. Ojalá se pueda repetir", dijo Marta Domínguez, cuya sentencia del TAS es firme.

 

Además, la castellano y leonesa cuestiona el sistema de control de atletas. "El pasaporte biológico se aprueba en 2009 y a mí me le hacen en 2012. En mi caso la gráfica no se salió del perfil. No es sospechosa. Yo estaba dentro de la normalidad. Sin embargo, posteriormente me dijeron que había valores anormales. ¿Por qué no me sancionaron antes? No es fiable cien por cien", indicó la exatleta, que ha perdido todos los resultados conseguidos desde agosto de 2009 a 2013, entre ellos, la medalla de oro del Mundial de Berlín 2009 y la plata europea de 2010.

 

La variación del pasaporte biológico de Marta Domínguez superó los 100 puntos, y fueron --según refleja la sentencia-- antes de afrontar dos grandes campeonatos. "Siempre he dado negativo. Nunca he dado positivo en un control. ¿Y Marco Pantani? Yo he demostrado con un grupo de científicos que tiene un margen de error de 600 puntos", dijo.

 

"Ahora Pantani no hubiera sido sancionado. Cuando mis científicos han mandado simulaciones a la IAAF, lo han cambiado. En realidad, me han dicho: 'estás sancionada porque sí'", espetó Domínguez. "Si tuviera mucho dinero podría contratar a los científicos para que hicieran uno real".

 

 

"¿NO SÉ SOSPECHA DE USAIN BOLT?

 

Preguntada por su carrera, plagada de grandes resultados, Marta Domínguez comentó que tuvo "muchos resultados buenos" y eso no se consigue con el dopaje. "Desde los 17 años hasta los 38 he ganado y no se lo explican. Y me sancionan. Tan sencillo como eso", espetó. "Y si no dirían que todas las rubias se tiñen porque se dopan. ¿No se sospecha de Usain Bolt? El no ha dado negativo y yo tampoco", agregó la ex corredora de 3.000 obstáculos, que admitió mantener una "buena relación" con el presidente de la RFEA, José María Odriozola.

 

Domínguez, que cree que su sanción ha sido dirigida para hacerle daño a ella y al Partido Popular --"entrar en el PP me ha perjudicado", recordó que la sanción a Contador se decidió en un mes y la suya fueron casi seis. "Hay una persona que me quiere joder. No es muy normal lo que han hecho conmigo", manifestó.

 

 

"ME DA IGUAL LO QUE DIGAN LOS JUECES"

 

Por otro lado, Marta Domínguez explicó que no le importa lo que digan los jueces. "Me da igual lo que diga uno o dos. Yo sé lo que soy y lo que he hecho en mi vida. No soy una terrorista y no he matado a nadie. Yo dije que me iba. No voy a manchar al PP. Tengo manos para trabajar de lo que sea, no quiero vivir de la política. La indefensión es lo que más me ha dolido. Tengo la razón y no puedo ganar", apuntó.

 

Por último, la excorredora contestó a cuatro preguntas de otros atletas, Jesús García Bragado, Ángel David Rodríguez, Jesús España y Chema Martínez. "No negocié mi sanción porque cuando no has hecho nada no tienes nada que negociar. Ahora estaría dispuesta a cotejar mi sangre con la de la muestra recogida", finalizó la palentina, que aseguró que sólo recibe elogios de los aficionados. "La gente que me ve (por la calle) sólo me dice cosas bonitas. Hay mucho hijo de puta por ahí que no dice la verdad, pero nadie me ha llamado tramposa. El que es bueno es bueno. Y no es soberbia. A mí se me da bien correr", finalizó.