Márquez vuelve al lugar de su confirmación

Marc Márquez

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) tratará de defender su liderato en la clasificación de MotoGP en un escenario de buen recuerdo como el circuito de Austin, en Texas.

El de Cervera dio el primer golpe de mano hace casi tres semanas bajo los focos de Losail, en Catar, cuando se impuso tras un vibrante mano a mano con el italiano Valentino Rossi (Yamaha). Pero más allá de su victoria, lo importante fue que lo hizo después de haberse fracturado a mediados de febrero el peroné y de no haber realizado la pretemporada completa.

Por ello, su triunfo, con 'pole position' incluida, pese a que las características del circuito catarí no favorecían a su lesión, fue doble porque le permitió coger los primeros puntos de ventaja sobre sus rivales, cuando llegó a Catar diciendo que su objetivo era perder los menos posibles, y porque demostró que ahora mismo parece estar un peldaño por encima.

Ahora, más recuperado y en mejor forma, Márquez parte como favorito a la victoria en el trazado de Austin, donde el año pasado confirmó que era un 'rookie' con más aspiraciones que las de firmar un buen año de adaptación a la categoría. El ilerdense sumó su primera victoria en MotoGP por delante de su compañero Dani Pedrosa (Repsol Honda) y de Jorge Lorenzo, logrando su primer récord, el de piloto más joven en ganar en MotoGP.

Con este buen recuerdo afrontará el actual campeón del mundo la cita, donde se prepara una muy bonita lucha visto lo sucedido en Losail, donde se demostró que puede haber mucha igualdad y que las 'Factory' siguen siendo algo superiores a las 'Open' en ritmo de carrera.

Así, Valentino Rossi querrá demostrar que puede inmiscuirse en el trío de españoles que el año pasado dominó todo el campeonato después de una óptima pretemporada y su buen actuación en Losail, aunque 'Il Dottore' también hizo un segundo puesto en 2013 en Catar, al que luego no pudo dar regularidad, firmando un sexto lugar en la posterior cita estadounidense.

El fin de semana se presenta también clave para Dani Pedrosa y, sobre todo, Jorge Lorenzo. El de Castellar del Vallés se repuso a una mala calificación (sexto) en Losail y acabó en el podio, pero no puede dejar que su compañero de equipo se escape más en la general.

Por su parte, el balear acude mucho más presionado después de un fin de semana para olvidar en Catar, un circuito más 'amigo' que este. Tras una discreta calificación (quinto), el doble campeón del mundo de la categoría realizó una gran salida para ponerse en cabeza, pero se fue al suelo y sumó un inoportuno '0' que ya le obliga a no dar más concesiones.

Además, en su contra, está el dato que señala que las últimas ocho carreras que se han disputado en los Estados Unidos, desde que él ganase en Laguna Seca en 2010, han sido ganadas por pilotos de Honda.

Por ello, tampoco habrá que olvidar a las Hondas de Álvaro Bautista, segundo tras Márquez en la 'pole', Scott Redding y Stefan Bradl, que estuvieron a buen nivel en Losail, aunque sólo acabó el británico, y lo que puedan hacer las Ducati y la FTR Yamaha de un Aleix Espargaró, cuarto en la primera cita mundialista, pero lejos (11 segundos) del ganador.