Mariño quiere parar a ‘su’ Celta

El portero gallego asegura que el choque del próximo lunes será especial para él, pero que en cuanto se salte al campo solo habrá tiempo para pensar en los tres puntos.

Igual que hoy muchos chavales sueñan desde las gradas de Zorrilla con poder estar algún día en el césped, hace unos cuantos años había otro crío que hacía lo propio… pero en Vigo. No es otro que Diego Mariño, actual portero del Real Valladolid que, si bien no llegó a debutar nunca con el conjunto de su tierra, si deseó hacerlo con todas sus fuerzas.

 

“Para mí el partido del lunes es especial porque es el equipo del lugar donde nací, donde vi mis primeros partidos y empecé a coger el gusto por el fútbol”, comienza el cancerbero. “De pequeño iba a verles en Balaídos, tenía ilusión por jugar en ese equipo y siempre quise hacerlo allí, pero como nunca lo pude…” explica el cancerbero, antes de dejar patente que las prioridades, en la actualidad, las tiene claras.

 

“Me alegro que les vayan las cosas bien, de que jueguen en Primera, pero no soy celtista a muerte. Ahora mismo miro por mi equipo. Tengo las cosas muy claras, el lunes a por los tres puntos con el Valladolid” dice muy convencido Mariño.

 

Pasando al tema serio, el meramente deportivo, el gallego es consciente de que la situación empieza a hacerse complicada para su equipo. “Es importante ganar por ser un partido ante un rival directo, no podemos esperar más. Hay que romper esa racha de cinco partidos sin conseguir la victoria, un empujoncito para salir de ahí abajo. Hay ganas de darnos una alegría nosotros y a la afición”.

 

Con un atisbo de duda, no es capaz de describir con exactitud cuál es el problema del Pucela, pero sí se atreve a hacer un pequeño diagnóstico. “Tenemos que ser un equipo más compacto, no dejar espacios, minimizar las pérdidas y contras que permitimos, que son muchas”, prosigue.

 

“Nos pueden crear problemas si les dejamos eso, el Celta tiene jugadores muy buenos y rápidos arriba. Hay que aprovechar que son un equipo que encaja muchos goles” ha concluido Mariño, antes de concluir diciendo que el buen partido en Copa del Rey de Jaime es bueno para la competencia en la portería.

 

“Es papeleta del míster quién juega, yo estoy contento con mi trabajo y la disputa por el puesto es sana, obviamente no pasa de eso. Los dos queremos jugar y por ello peleamos”.