María José Larena: "Cada ciudad puede ser otra"

María José Larena es la nueva Presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid.

Érase una vez una mujer que llegó de Zaragoza al barrio de Pajarillos, en Valladolid, hace más de 30 años. Hacía calor, era una tarde de septiembre. Dejó las maletas y escuchó por un megáfono una convocatoria del barrio para inaugurar el parque Patricia. No se lo pensó dos veces y se sumó a esta fiesta de música, alegría y nuevas caras. Ahora, varios septiembres después, acaba de ser nombrada Presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid. 

Mª José Larena Gorostiaga, (Zaragoza, 1961) derrocha ilusión, positividad y cariño en sus palabras bien cuidadas, pensadas, trabajadas gracias a la experiencia. Bajo el lema que se ha puesto por montera, "seguimos soñando, seguiremos actuando" conocemos más en profundidad a esta mujer, soltera, licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Valladolid y profesora de educación para personas adultas a las que enseña a leer y a escribir, y a prepararse para las Pruebas de Acceso a la Universidad de mayores de 25 años.

 

Recortes de presupuestos, crisis por todas partes, enfrentamientos con la Alcaldía, deshaucios... María José, ¿dónde se ha metido?

 

-(Ríe) Bueno, pues me he metido de cabeza en un compromiso social y en un movimiento ciudadano a través de la asociación vecinal de Pajarillos. Soy consciente de la realidad actual, pero tengo mi esquema mental hecho, voy a aprovechar mi experiencia, y tengo algo muy importante: ilusión, ánimo y energía por que la situación mejore y cambie

 

Háblenos de objetivos, Mª José.

 

-Tenemos 64 objetivos que podrían enmarcarse dentro de los siguientes campos: dinamización y participación ciudadana; urbanismo: vivienda, medio ambiente, sostenibilidad y movilidad; asuntos sociales: educación, cultura, deporte y defensa de la escuela pública.  

 

¿Alguno más concreto?

 

-Pues sí, sí. Hemos declarado la guerra a la subida de las tasas de basura. Nos parece un verdadero abuso. También estamos en contra del traslado del Mercado del Val al parque de Poniente. Pero, sobre todo, nos centramos en los problemas sociales, hay gente que lo está pasando verdaderamente mal, y por la reducción de presupuestos dedicados a los barrios más necesitados de la ciudad, se está observando una dejadez y un abandono en ellos que no podemos permitir. 

 

¿Cómo piensa dar soluciones a todos estos problemas?

 

-Yo creo que el equipo de trabajo es fundamental. Tengo una verdadera suerte de trabajar con ellos, y compartir objetivos es muy importante. Queremos diseñar una ciudad con un urbanismo más pensado para las personas, que cubran las necesidades reales de la gente. También pusimos en marcha el programa "Entrevecinos" para facilitar la reinserción laboral a personas en riesgo de exclusión social y, bueno, la ayuda mutua entre ellos. De hecho, cada persona que ayuda, se la paga con una moneda especial, llamada "vecinos." Con esa moneda se pueden comprar artículos higiénicos y alimentos de primera necesidad en una tienda que hemos abierto.  Estamos trabajando en abrir una cooperativa de autoempleo y en un huerto urbano.

 

Además, cuenta con el apoyo del Alcalde, todo un mérito, ya que el anterior presidente tuvo sus enfrentamientos con él...

 

Es que no somos enemigos. ¿Qué ganamos con el conflicto? ¡Nada! La clave de la mejora es trabajar juntos, reivindicar lo que creemos que es justo y dar motivos y argumentos explicándolo. Yo creo en la participación, al igual que creo que se pueden conseguir las cosas si se pelea de de forma conjunta por algo.

 


 

TRES DISPAROS

 

-Su plato favorito: Hummm... me encantan los vegetales, en especial las ensaladas. ¡Y la fruta! ¡Me apasionan las cerezas!

 

-Una motivación: El diálogo. Hablar, plantear las cosas legítimas, justas. Poner corazón y creatividad en las cosas que hago.

 

-Algo que deteste: La frialdad de la gente. La mentira, la agresividad, las situaciones en las que el enfrentamiento se arregla con otro enfrentamiento.

 


 

El mayor objetivo de Mª José, en calidad de Presidenta es " conseguir un diálogo con el equipo de gobierno que permita avanzar en conseguir algunas reivindicaciones en los barrios."  Porque hay que ser "valiente y decidida para cambiar las cosas."

 

Y ella lo es. Mª José rescata las palabras de uno de los grandes, Benedetti, y afirma: "cada ciudad puede ser otra."