Marcos Martínez vuelve a la Diputación de León como no adscrito

Se le imputan los delitos de negociaciones prohibidas a funcionarios, prevaricación, revelación de secretos, tráfico de influencias, cohecho y fraude, que le mantuvieron en la prisión de Navalcarnero 45 días.

Marcos Martínez, expresidente de la Diputación de León e imputado por seis delitos dentro de la operación 'Púnica', ha asistido por primera vez al pleno de la Institución provincial como diputado no adscrito.

  

A Martínez se le imputan los delitos de negociaciones prohibidas a funcionarios, prevaricación, revelación de secretos, tráfico de influencias, cohecho y fraude, que le mantuvieron en la prisión de Navalcarnero (Madrid) durante 45 días.