Manuel López destaca la vocación internacional y vanguardista de Soria Gastronómica

En la clausura de la IV Edición del Congreso Internacional de Micología Soria Gastronómica ‘Sitestesia y trufa negra’, el delegado ha manifestado que “hemos conseguido atraer la atención de todos aquellos interesados en la micología y el turismo, creando un producto llamativo que eleva a Castilla y León como epicentro micológico de este otoño”.

El delegado territorial, Manuel López, ha clausurado la cuarta edición de Soria Gastronómica, un congreso organizado desde la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Cultura y Turismo, “que ha permitido concentrar en la ciudad de Soria a algunos de los más destacados expertos de la micología en sus diferentes ámbitos. Una edición que ha demostrado por qué Soria Gastronómica es ya un congreso consolidado, una cita ineludible para profesionales y aficionados a las setas y los hongos que no puede faltar en su calendario”.

 

Manuel López ha recordado que este año se ha construido Soria Gastronómica en base a dos pilares argumentales: la sinestesia y la trufa negra

 

El representante del Gobierno autonómico en la provincia ha significado la participación de 15 cocineros “que nos han contagiado su pasión por las setas y los hongos, un total de 13 estrellas Michelin que pone de manifiesto la apuesta por la calidad y lo importantes que son las materias primas en micología para la cocina y, en concreto, las que parten de las tierras de Castilla y León”.

 

VOCACIÓN INTERNACIONAL

 

En su intervención ha destacado del congreso “su clara vocación internacional, donde hemos contado con reputados nombres internacionales, como el japonés Yukio Hattori, a quien se le ha entregado el Premio Amanita 2014 en este mismo escenario, el francés Règis Marcon o el siciliano Andrea Tumbarello, así como importantes investigadores europeoS... Ellos serán los futuros embajadores de nuestra gastronomía y ha sido toda una oportunidad poder contar con su presencia”.

 

COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA Y COORDINACIÓN INSTITUCIONAL

 

Ha destacado el delegado los frutos satisfactorios que resultan de la colaboración público-privada, no sólo en el apoyo que ha ofrecido el tejido privado para organizar el congreso, sino en las actividades que se han desarrollado con carácter previo, simultáneo y que también tendrán lugar durante estas próximas semanas. “Así, hemos conseguido atraer la atención de todos aquellos interesados en la micología y el turismo, creando un producto llamativo que eleva a Castilla y León como epicentro micológico de este otoño”. Por ello, ha agradecido el apoyo de las empresas que han permitido que esta cuarta edición se haga realidad: Javier Sanz Viticultor, Bodegas Valduero, Arotz, Convento Espacio Grumer, Universal Partner, Mantequilla de Soria, Eurovajilla, Paradores, Autocares Bayo, Torrezno de Soria, Hoteles Leonor, Monte Pinos, Mahou, Panaderos de Soria, Pasteleros Artesanos, QuesOncala, Embutidos Collado Gourmet, Malvasía, Turismo Urbión, ATC Cocinas, CastillUnipost, Hotel Ciudad de Soria y Patatas Baigorri.

 

Otra de las bases de este Soria Gastronómica ha sido la coordinación institucional. 

 

CONTENIDOS DE VANGUARDIA

 

En cuanto a los contenidos, López ha significado que Soria Gastronómica ha destacado en 2014 por su vanguardia. 

 

Las mesas redondas y las conferencias, así como las sesiones científicas, han permitido profundizar en todos los aspectos micológicos que escapan de la cocina. “Hemos conocido las propiedades de las setas, de dónde vienen sus aromas, sus hábitats naturales, así como las diferentes calidades de las trufas y sus aplicaciones en la cocina. Pero también los peligros y amenazas que existen actualmente en el sector, como la introducción cada vez más habitual de trufa foránea de peor calidad, y que posteriormente se vende como autóctona, o las cada vez menos habituales, pero todavía presentes, recolecciones masivas e ilegales de setas de nuestros montes”, ha señalado. 

 

Ha concluido Manuel López que entre todos se ha logrado “transmitir los atractivos y las propiedades de una materia prima en la que Castilla y León, y en concreto Soria, es altamente productora. La riqueza del recurso micológico en nuestra Comunidad permite impulsar iniciativas micoturísticas que, en los mejores años, nos han permitido alcanzar cifras de 250.000 micoturistas al año, con la potencialidad de generar 65 millones de euros al año. Un recurso que, al estar presente todo el año, nos permite desestacionalizar nuestro turismo y llegar a todos los públicos en cualquier estación, escapando de la temporalidad y consiguiendo un nuevo segmento de calidad sobre el que vertebrar nuestra oferta de turismo de interior”.