Manucho vuelve al equipo en la última oportunidad del Real Valladolid para seguir en Primera División

Jugadores del Real Valladolid celebran una victoria del equipo.

El Real Valladolid, con un Zorrilla repleto hasta la bandera, necesita ganar al Granada y esperar resultados positivos en otros campos para mantenerse en Primera División. Su grave derrota ante el Betis en la pasada jornada le obliga a depender de otros resultados.

No va más. Real Valladolid y Granada se miden este domingo (18,00 horas) en un estadio José Zorrilla abarrotado que será testigo de uno o dos descensos. Un partido dramático que puede tener final feliz para uno de los dos contrincantes y que el Pucela afronta sabedor de que no puede fallar para, después, esperar resultados positivos en otros campos.

 

Los jugadores de Juan Ignacio Martínez tienen claras las cuentas. Es necesario derrotar a los nazaríes y o bien que no gane Osasuna al Betis o bien que el Getafe pierda en Vallecas. Esa doble combinación de resultados dejaría al Real Valladolid en Primera División. Todo lo demás significaría el descenso a Segunda División.

 

Aparte de Heinz, concentrado con su selección con permiso del entrenador, el único jugador que se pierde obligatoriamente la final es Marc Valiente, sancionado por acumulación de amarillas. Rama, por razones técnicas, se queda fuera de la convocatoria de 19 futbolistas que ha hecho pública Juan Ignacio a la conclusión del entrenamiento de este sábado: Jaime, Mariño, Rukavina, Rueda, Mitrovic, Bergdich, Peña, Álvaro Rubio, Baraja, Sastre, Víctor Pérez, Rossi, Larsson, Jeffren, Óscar, Omar, Manucho, Osorio y Guerra.

 

Por su parte, el Granada viaja con Karnezis, Roberto, Nyom, Mainz, Ilori, Angulo, Coeff, Foulquier, Fatau, Iturra, Fran Rico, Recio, Buonanotte, Alvaro, Bravo, Brahimi, Piti, El Arabi e Ighalo.

 

En los aledaños del estadio se ha habilitado una Fan Zone para calentar motores antes de un encuentro que dirigirá el aragonés Clos Gómez.

Noticias relacionadas